La noche alcanzó a la temporada de Fórmula 1

El alemán Sebastian Vettel (Ferrari) intentará confirmar su segunda plaza en el Mundial de Fórmula Uno este fin de semana en el Gran Premio de Abu Dabi, el último del cuarto ganado por el inglés Lewis Hamilton, que este año festejó también el cuarto título seguido de constructores con su escudería, Mercedes.

Hamilton, de 32 años, matemáticamente sentenció el Mundial el mes pasado en Ciudad de México, donde igualó los cuatro títulos en la categoría reina del automovilismo del francés Alain Prost y de Vettel. Que en la capital de los Emiratos Árabes Unidos defenderá, en la ya tradicional carrera que arranca de día y acaba con luz artificial, 22 puntos sobre el finlandés Valtteri Bottas, compañero del mito inglés y tercero en el campeonato.

Al alemán le bastaría ser octavo para acabar segundo un Mundial que arrancó en marzo en Melburne (Australia) y que, tras veinte carreras, se cerrará el próximo domingo en Abu Dabi.

La gran estrella de Mercedes, que se fue de vacaciones a catorce puntos de Vettel, tras concluir cuarto el Gran Premio de Hungría -que ganó el germano-, nada más al reanudarse la campaña dio la vuelta por completo a un campeonato que lidera ahora con 345 puntos, 43 más que el cuádruple campeón mundial alemán (2010-13, con Red Bull).

Hamilton se dedicó a partir de Bélgica, en Spa, a mejorar unas marcas que ya sólo superan, en cuanto a títulos, el pentacampeón argentino Juan Manuel Fangio y, con siete, el alemán Michael Schumacher, convaleciente aún del grave accidente de esquí que sufrió a finales de 2013 en Meribel, en los Alpes franceses.

El excéntrico y espectacular campeón de Stevenage batió en Monza (Italia) el récord histórico de 'poles' (68) en Fórmula Uno de Schumacher -que, entretanto, ha elevado a 72- y su relación de victorias en la categoría reina -la segunda de todos los tiempos- asciende a 62. Lejos, no obstante, aún, de la estratosférica plusmarca de 91 del 'Kaiser'.

Al circuito de Yas Marina, de 5.554 metros -con un primer sector de curvas rápidas, un segundo de largas rectas y un tercero de giros lentos y muy técnico- está previsto que el domingo, en el habitual horario centroeuropeo, se le den 55 vueltas, para completar 305 kilómetros y medio.

En Abu Dabi se comenzará a rodar a partir de este viernes -el primer entrenamiento será de día; y el segundo, de noche- con los tres compuestos más blandos: el ultrablando (reconocible por la raya morada), el superblando (roja) y el blando (amarilla). Unos ensayos que se completarán el sábado, antes de la calificación, que ordenará la parrilla de salida de la prueba dominical, en la que sólo una catástrofe evitará el subcampeonato de Vettel, triple ganador en los Emiratos y que comparte récord de victorias en este circuito con Hamilton.

El mexicano Sergio Pérez intentará ponerle la guinda en Abu Dabi a una temporada que acabará como el mejor de los 'mortales': en séptima posición; y sólo por detrás de los pilotos las tres fuerzas dominantes -Mercedes, Ferrari y Red Bull-. Esto, tras repetir este año el cuarto puesto final en el Mundial de constructores con Force India, para la que también ha firmado una gran temporada su compañero y nuevo 'enemigo íntimo', el francés Esteban Ocon.