Pretemporada F1: cinco cosas a las cuales estar atentos

Ferrari dejó la primera semana de pruebas como el objetivo del resto. Pero, ¿cómo se desarrollarán los últimos cuatro días?

De cara al reinicio de los ensayos el martes en el Circuit de Catalunya, señalamos las cinco cosas que esperamos ver o aprender al final de la semana.

FERRARI FLEXIONARÁ LOS MUSCULOS

Las vueltas de Ferrari de la semana pasada son impresionantes porque fueron hechas en relativamente un compuesto duro de neumáticos, y relativamente con altas cargas de combustible. En esta segunda semana deberíamos ver simulaciones más parecidas a clasificación y es probable que el SF90 rompa la vuelta récord de 1:16.173 impuesta durante la clasificación del año pasado en el Gran Premio de España.

En la primera sesión de pruebas, Charles Leclerc cronometró 1:18.046 en el compuesto C3 –el tercero más rápido en la oferta- y de acuerdo a Pirelli debería haber otro 1.2 segundos de rendimiento si Ferrari usa los C5. La realidad, sin embargo, podría ser algo diferente con algunos equipos, como Mercedes, en estos momentos luchando por encontrar las .6 décimas de ventaja esperada entre cada compuesto.

En años previos Ferrari dedicó las últimas dos tardes de la segunda semana para simular clasificación y carrera. El año pasado el equipo incluso colocó un cajón de parrilla ‘falso’, apenas afuera de su garaje para imitar el momento previo a la carrera cuando el auto se coloca en dicho cajón. Mantengan un ojo a los tiempos, ya sea antes o después del almuerzo para ver si Ferrari tiene el brutal ritmo para igualar lo hecho en la semana anterior.

ACTUALIZACIÓN AERODINÁMICA DE MERCEDES

Pese a que Mercedes completó más kilómetros que cualquier otro equipo en la primera semana, no hubo disimulo sobre su decepción debido a la falta de ritmo. Esta semana una actualización aerodinámica dejará al auto más cerca de la versión para Melbourne, y la esperanza es que planche algunas de las inestabilidades del tren trasero que los pilotos experimentaron a alta velocidad.

“Definitivamente hay mucho potencial, pero aún no estamos ahí”, dijo Valtteri Bottas la semana pasada. “Siento que hay emoción en el equipo para descubrir más acerca del auto y realmente, realmente estamos tratando de mejorarlo, porque en estos momentos parece que estamos lejos. Parece que Ferrari está, en estos momentos, en mejor lugar, pero creo que eso nos motiva. Obviamente amaríamos estar al frente en Melbourne, pero es muy pronto para hablar al respecto”.

Sin embargo, debe ser señalado que las actualizaciones que vienen en la semana dos no son una respuesta directa a lo que pasó en la semana uno. Estas mejoras estaban planeadas para dentro de un mes basadas en el entendimiento del auto en el túnel de viento antes de los test –así que cualquier mala sorpresa la semana pasada será o modificada en el auto con cambios en la puesta a punto, o con actualizaciones en las primeras carreras.

En cualquier caso, si debes confiar en un grupo de ingenieros para buscar soluciones a un inicio lento en unas pruebas, ese es el de los cinco veces campeones.

¿PODRÁ HONDA MANTENERSE CON MERCEDES Y FERRARI?

Pese a que Red Bull no atacó el circuito con cargas livianas de combustible y neumáticos blandos en la primera semana, el auto se ve competitivo. En tandas largas parece estar en el mismo estadio que Ferrari, aludiendo a la promesa del nuevo chasis RB15. Sin embargo, en los últimos años Red Bull parece igualar a los dos equipos más fuertes en el ritmo de carrera, pero casi siempre se queda corto en clasificación. Red Bull siempre dejó la falta de ritmo a una vuelta en su proveedor de motores anterior, Renault, y esperan que el cambio a Honda los ayude a cortar esa distancia en 2019.

En la primera semana de pruebas Honda se mostró confiable y ambos Red Bull y los Toro Rosso fueron rivales para los equipos impulsados por Ferrari –y por Mercedes- en las trampas de velocidad. Pero, cuando se trata de exprimir al motor en el modo clasificación, Honda no está tan confiado.

“Pensamos que aún estamos detrás de los otros fabricantes”, aceptó el director técnico de Honda Toyoharu Tanabe. “Trataremos de cortar la distancia a lo largo de este año”.

Hay que estar atentos a las trampas de velocidad cuando los autos estén en plan de clasificación, para ver qué tan grande es el déficit contra los dos más fuertes motores.

¿QUÉ TAN MALA ES LA SITUACIÓN DE WILLIAMS?

Perderse los primeros dos días y medio de pruebas la semana pasada fue un retroceso mayor para Williams, pero la preocupación es que la pérdida de los kilómetros solo es la punta del iceberg. El equipo aún tiene que intentar cualquier test de rendimiento, pero los murmullos desde Grove es que los números del túnel de viento están lejos de ser suficientes para elevar a Williams del fondo de la parrilla.

También hubo rumores sobre el futuro del jefe técnico Paddy Lowe, quien se unió en 2017 como accionista. El retraso del auto 2019 sucedió bajo su tutela y parece que no fue comunicada apropiadamente a la plana mayor de la organización. Lowe está programado para hablar con los medios esta semana y será interesante escuchar su versión de la situación y, en concreto, por qué el inicio del año ha ido tan mal.

Mientras, habrá mucha atención en las pantallas de cronometraje para ver si el FW42, que lleva la esperanza de dos muy talentosos pilotos –George Russel y Robert Kubica—puede brindar al equipo algo para sonreír.

¿SALIÓ RENAULT DE LA MITAD DE LA PARRILLA?

En años recientes ha habido un espacio entre los tres equipos top y el resto. Es el objetivo de Renault este año empezar a llenarlo. Las señales recientes son buenas, con Nico Hulkenberg cronometrando el mejor tiempo de la semana uno sin llevar al límite al auto.

“Ha sido útil tratar cosas diferentes, teniendo diferentes sensaciones, así que ha sido positivo”, dijo Daniel Ricciardo, nuevo compañero de equipo de ‘Hulk’, el pasado jueves. “Ciertamente hay más, hay mucho potencial aún por extraer. Todo está cerca al momento, pero estamos viéndonos consistentes. Hemos probado conservativamente pero ya veremos cuando lo desatemos”.

Renault enfrentaría dura competencia de los equipos impulsados por Ferrari, Alfa Romeo y Haas, que usaron compuestos más duros para instalar sus impresionantes tiempos en la semana uno. Las simulaciones de carrera y de clasificación deben arrojar más luz sobre dónde están esos tres equipos y qué tan grande es la distancia respecto a los tres más rápidos.