Consejos para ingerir geles energéticos

RUN

Aunque años atrás los runners solían comer frutas durante los entrenamientos largos o las carreras de distancias mayores, hoy ese espacio ha sido ganado por los geles, debido a su practicidad y su combinación inteligente de glucosas.

Por esto último, tienen la particularidad de brindarnos energía rápida, pero que a su vez se mantiene por muchos minutos en nuestro organismo. Pero para que cumplan con su cometido, estos suplementos deben ser ingeridos siguiendo algunos lineamientos, ya que son un producto extremadamente concentrado de azúcares y sales.

La idea de los geles es llevar en muy poco volumen, muy poco peso y muy poco espacio una gran cantidad de energía, por eso deben tomarse siempre bebiendo inmediatamente luego abundante agua, para así provocar un efecto de dilución.

En este sentido, es importante remarcar que no se debe beber con bebidas isotónicas, ya que estas están formuladas para llevar la máxima cantidad de hidratos tolerables por nuestro sistema digestivo. Si a esto le añadimos un producto tan concentrado como un gel, no sólo que no asimilaremos ambos alimentos sino que además es muy probable que generamos molestias gástricas.

Por otro lado, también es importante enseñar a tu cuerpo a tomar los geles durante los entrenamientos. Si vas a participar en carreras de más de 21 kilómetros, debes saber que estas distancias requieren que bebas y te alimentes durante la competencia. Por lo tanto, debes acostumbrar a tu sistema digestivo a asimilar líquidos y alimentos al mismo tiempo que corres, y esto debe hacerse durante los entrenamientos.

Lo más probable es que si nunca antes has comido mientras corres, tu cuerpo se manifieste con molestias y retortijones. Por eso, poco a poco, debes ir acostumbrando a tu organismo a correr con líquido en el estómago y digiriendo ciertos alimentos como los geles.

¿Alguna vez probaste los geles energéticos?