La vitamina E y sus funciones

ESPN Run

La vitamina E es otra de las del grupo de las liposolubles, es decir que se diluyen en grasas y no en agua, por lo que no sufren pérdidas por ósmosis. Además, son protegidas contra la oxidación por los cuerpos grasos que las rodean, y son estables ante la cocción. En este caso, las vitaminas E se asocian a las grasas, y el intestino sólo puede absorber un 40% de la cantidad que ingerimos entre los alimentos, y se les atribuye una función de protección de las grasas y de otras sustancias fácilmente oxidables, como por ejemplo las vitaminas A. Por todo esto, contribuyen a problemas severos como el cáncer y el infarto de miocardio. También se le atribuyen funciones protectoras para la piel y en la prevención de la ateroesclerosis.

En otras palabras, la vitamina E actúa en el cuerpo actúa antioxidante, al ayudar a proteger las células contra los daños causados por los radicales libres, que son compuestos que se forman cuando el cuerpo convierte los alimentos que consumimos en energía. Las personas también están expuestas a los radicales libres presentes en el ambiente por el humo del cigarrillo, la contaminación del aire y la radiación solar ultravioleta. Por otra parte, el organismo necesita vitamina E para estimular el sistema inmunitario a fin de que éste pueda combatir las bacterias y los virus que lo invaden. Ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y evitar la formación de coágulos de sangre en su interior. Además, las células emplean la vitamina E para interactuar entre sí y para cumplir numerosas funciones importantes.

Solamente se producen carencias de estas vitaminas en caso de trastornos de la digestión de las grasas o la absorción de lípidos a través del intestino. Las fuentes más importantes de estos nutrientes son los aceites vegetales: de germen de trigo, de girasol, de soja, y en frutos secos como el maní, las almendras y las avellanas crudas. También, aunque en menor medida, se encuentran en alimentos de origen animal, como la yema de huevo y las carnes grasas.

¿Consumis alimentos que tengan estas vitaminas?