Complementa tu running con pilates

ESPN Run

Además del yoga, el ciclismo y la natación, el entrenamiento con pilates es un excelente complemento para los corredores. Se trata de una disciplina que pone énfasis en un fortalecimiento equilibrado y global del cuerpo humano a través de fuerza del "core" (zona media comprendida por el tronco, abdomen, espalda y cadera), la flexibilidad y el control de las extremidades. En otras palabras, el objetivo principal de este incluir este método dentro de tus rutinas es agregar otra actividad que complemente tus corridas con el fin de disminuir el riesgo contraer lesiones, fortalecer otros músculos, mejorar el rendimiento general y variar los entrenamientos. También reduce la fatiga muscular, mejora la capacidad respiratoria, reduce el riesgo de desgaste de las articulaciones dando mayor rango de movilidad muscular, y optimiza la coordinación motora.

Para entender la importancia de este tipo de entrenamientos primero hay que tener en cuenta que la zona media o la base del cuerpo incluye los músculos profundos de la espalda, el abdomen y del suelo pélvico. Al fortalecer estos músculos mejoras la postura integral de tu cuerpo ya que te ayudan a mantener derechos los huesos de tu espalda. Los movimientos laterales dependen de los oblicuos que también son parte de este grupo muscular. Cualquier corredor que comience con un plan de entrenamiento debe incorporar entre sus prioridades el fortalecimiento de los “músculos de base” para promover una buena respiración, evitar lesiones en la espalda, mejora la técnica de corrida y evitar contracturas.

Además, cuando el núcleo del cuerpo es fuerte el cuello y los hombros pueden relajarse, y el resto de los músculos y las articulaciones pueden moverse correctamente sin depender del sobre esfuerzo de otros. Por lo tanto, realizar pilates te ayuda a mejorar la fuerza de tus músculos de una manera integral. Se trabajan con movimientos específicos las articulaciones del cuerpo obligándolo a trabajar de forma equitativa. Es decir, no se trabaja levantando peso sino que se realizan posturas que requieren la contracción muscular durante un determinado período.

También el pilates colabora con la mejora de tu flexibilidad. En promedio, en una clase se trabaja en un 50% el fortalecimiento de los músculos y el otro 50% la elongación. Si eres un corredor de calle sabrás que mantener a tus músculos estirados es el camino al éxito para evitar las lesiones y los dolores después de los entrenamientos, sobre todo a la mañana cuando te levantas. Recuerda siempre que estirar es un acto más que fundamental para cuidar tu cuerpo.

¿Estás preparado para empezar a entrenarte?