Alimentos para runners: la papaya

ESPN Run

Si bien la papaya es una fruta de origen tropical, está presente en los mercados de toda América. Se trata de un alimento que por sus propiedades nutricionales debería ser incluida en la dieta regular de un runner. Esto se debe a que es una rica fuente de antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas con importantes beneficios y propiedades para la salud. Pero eso no es todo. Enumeremos algunos de los beneficios del consumo de esta deliciosa fruta:

● Ayuda a combatir el estreñimiento. El consumo de la papaya ya sea al natural, jugo, batido o como parte de una ensalada, estimula el movimiento o motilidad intestinal del intestino. Además contiene fibra.

● Elimina los parásitos intestinales. Las semillas de la papaya contienen altos niveles de enzimas proteolíticas y una alcaloide llamado carpaina que ha demostrado ser muy eficaz para acabar con los gusanos de los parásitos intestinales.

● Posee un alto contenido de vitamina C: cerca de 80 miligramos por cada 100 gramos, lo cual equivale a la cantidad que puede aportar una naranja de más de 150 gramos.

● Esta fruta es amiga de la piel, ya que es una gran fuente de antioxidantes, vitamina C y E, y beta-caroteno. Los altos niveles de estos nutrientes pueden ayudar a proteger la piel contra los radicales libres, las que provocan oxidación, daño celular y envejecimiento muscular, algo contra lo que luchamos todos los corredores.

● Es buena para los ojos. La fruta contiene carotenoides de luteína y de zeaxantina que pueden proteger contra el desarrollo de cataratas, glaucoma y otras enfermedades oculares.

● Mejora el flujo sanguíneo. Los altos niveles de vitamina C y de vitamina E, junto con los antioxidantes como el beta-caroteno y el licopeno de la papaya pueden ayudarnos a reducir la oxidación del colesterol en nuestras arterias.

● Por ser un poderoso cicatrizante, es ideal para tratar inflamaciones, supuraciones de pus, callos, verrugas, granos y otras enfermedades cutáneas. En Centroamérica, en los lugares donde no se encuentran hospitales ni farmacias, las hojas de la papaya se aplican en forma de compresas sobre las heridas infectadas para ayudar a que se limpie y cicatrice la piel.

Con todo esto, no hay razones para no empezar a consumir regularmente papayas. Inclúyelas en tus desayunos junto a yogurt y cereales, en postres junto a ensaladas de frutas, en forma de jugos o licuados (solas o combinándolas con otros vegetales), o bien entre comidas junto a las colaciones como fruta fresca.

¿Estás incluyendo esta fruta en tu dieta?