¿Qué es la "leche dorada" y cuáles son sus propiedades?

ESPN Run

La leche dorada, también conocida como leche de cúrcuma, es una bebida tradicional de la India, muy popular en las culturas occidentales debido a sus grandes propiedades nutricionales, y su poder para combatir enfermedades y afecciones. Debe su nombre a que se caracteriza por ser de color amarillo brillante, principalmente por tener a la cúrcuma entre sus ingredientes. Esta especia se agrega a la leche de vaca, o de origen vegetal, junto a otras como la canela y el jengibre. Todo esto genera un combo con propiedades antiinflamatorias, por lo que también es muy interesante para los deportistas ya que naturalmente la actividad física exigente produce efectos inflamatorios en músculos, tendones y articulaciones, que muchas veces al no ser tratados devienen en lesiones como por ejemplo las tendinitis.

Diversos estudios determinan que el jengibre, la canela y la curcumina (ingrediente activo de la cúrcuma) tienen propiedades antiinflamatorias. En una investigación realizada entre 45 personas con artritis rematoide, 500 gramos diarios de curcumina logró reducir el dolor muscular con mayor efectividad que 50 gramos de un medicamento para la artritis.

Además de ayudar en los procesos digestivos, otro beneficio del consumo de leche dorada para los runners está en la capacidad de ayudar a disminuir los niveles de azúcar en sangre, debido a la acción en conjunto del jengibre y la canela. Estudios afirman que el consumo de 1 a 6 gramos de canela por día ayudan a disminuir el azúcar en la sangre en ayunas hasta un 29%. Por otro lado, la canela puede reducir la resistencia a la insulina. Las células resistentes a esta hormona son menos capaces de absorber el azúcar de la sangre, por lo que disminuir la resistencia a la insulina generalmente ayuda a disminuir los niveles de azúcar en la sangre.

La leche dorada se puede preparar en casa. Sólo se necesita media taza de leche pura, una cucharadita de cúrcuma en polvo, un trozo pequeño de jengibre fresco rallado o media cucharadita de jengibre en polvo, media cucharadita de canela en polvo, una pizca de pimienta negra molida y una cucharadita de miel para endulzar la preparación. Se comienza mezclando todos los ingredientes en una olla y luego deja que hierva. Se reduce la temperatura y se cocina la leche durante unos 10 minutos a fuego bajo, hasta que esté un poco espesa y sabrosa. Finalmente se cuela con un colador fino, para servirla con canela a gusto.

¿Alguna vez realizaste esta leche?