Maratón de Sevilla: gran actuación de los argentinos

EFE

Con un clima ideal, la edición del Maratón de Sevilla fue la gran chance para muchos argentinos. En el caso de Miguel Angel Bárzola y Mariano Mastromarino, corrieron por debajo de las 2 horas y 16 minutos, registro que figura como marca mínima para asistir al Mundial de Doha y a los Juegos Panamericanos de Lima, las principales citas atléticas de la temporada.

Bárzola terminó en el 12° puesto con 2h.14m.52s., que representa su mejor producción personal en la distancia (2h15m en Rotterdam 2011) y que, además, es la mejor marca de un maratonista argentino en casi dos décadas, desde que Oscar Cortinez lograra 2h13m42s en Santa Rosa 2000. Bárzola queda 4° en la lista argentina de todos los tiempos.

Mastromarino llegó 16° con 2h15m51s, cercano a su mejor registro logrado hace tres años en Rotterdam (2h15m27s) y que le valió la entonces clasificación olímpica. Según información de la CADA, en esta prueba transitó en zona junto a Martín Méndez y Javier Carriqueo (pasaje de 1h05m88s para la mitad de la prueba y 1h21m29s para los 25 km) para desprenderse luego del km. 30.

Méndez logró el 18° lugar con 2h16m48s, mejorando así su registro personal y subiendo al top-ten de los argentinos de todos los tiempos. Y Javier Carriqueo, ahora en su fase de maratonista, tras su gran campaña en distancias de mediofondo, también se dio el gusto de establecer un registro personal de 2h18m53s para ocupar el 20° puesto.

Además, el sanjuanino Diego Elizondo (43° con 2h26m59s, también lo mejor para él) mientras que Marcos Julián Molina, en su debut, tuvo que abandonar.

Mariela Ortiz, una de las mejores maratonistas argentinas de las últimas temporadas, logró el 16° lugar en la clasificación femenina con 2h46m22s.

El maratón de Sevilla tiene categoría de Gold Label de la IAAF, reunió más de 12.500 participantes y fue copado, en sus primeros puestos, por los atletas etíopes que, tanto en damas como caballeros, batieron el récord del circuito.

Los siete primeros en hombres estuvieron debajo de las 2h10, con victoria de Tsedat Abebe Ayana (2h06m36s), seguido por Belay Asefa Bedada (2h06m39s) y Birhanu Bekele Berga (2h16m41s). Este también había logrado el tercer puesto del maratón de Buenos Aires, hace dos años.

Otro etíope, Okubay Tsegay Gebrenase, llegó 4° con 2h06m48s y el keniata Daniel Kibet, 5° con 2h06m49s. Todos por debajo del anterior récord de Sevilla que hace dos años había fijado el también etíope Titus Ekiru con 2h07m43s.

En damas, las atletas de Etiopía lograron ocho de los diez primeros lugares, con victoria -y récord del circuito para Gutemi Shone Imana, quien marcó 2h24m29s.