Evita entrenar en ayunas

ESPN Run

Buscando controlar el peso corporal muchas veces los runners salen a entrenar por mañanas en ayuno, con su estómago vacío. Si bien hay quienes afirman que esto tiene efectos positivos, lo cierto es que numerosos estudios demuestran que ingerir alimentos nutritivos antes de entrenar mejoran nuestros niveles de energía, y por lo tanto la calidad de los entrenamientos, y en definitiva de esa forma es como conseguiremos quemar más calorías.

Ante este dilema es común encontrar a algunos runners insistiendo y afirmando que se sienten mejor entrenando con el estómago vacío. En tanto, otros corren a la mañana muy temprano y no quieren resignar una hora más de descanso para levantarse a desayunar y esperar la digestión, y a pesar de no tener las mejores sensaciones incurren en esta práctica. No obstante, rara vez escucharás a un profesional aconsejando entrenar en ayunas. Esto se debe a que salir y hacer actividad física sin alimentarte adecuadamente puede desencadenar fatiga muscular, deshidratación, hiponatremia, malestar gastrointestinal o náuseas y mareos.

Por todo esto, si eres uno de esos corredores cambia este hábito. Si entrenas por las tardes o a la noche come algo que tenga entre 60 y 100 gramos de carbohidratos una o dos horas antes de tu sesión. Por ejemplo, una banana puede ayudarte y ser una excelente opción en este sentido. Si en cambio entrenas por las mañanas y no cuentas con el tiempo suficiente para hacer un buen desayuno y digestión, puedes ingerir una fruta como una manzana, pera o banana y un vaso de yogur bebible, preferentemente reducido en lactosa, lo que te ayudará a digerirlo mucho más rápido. Luego de entrenar sí realiza un desayuno completo. Además, como cada cuerpo es diferente, prueba con distintas fuentes de carbohidratos y así conocerás cuáles te benefician más en tu actividad física, pero evita entrenar en ayunas.

¿Cómo es tu desayuno?