Drogba se extrañará en las canchas y en los videojuegos

Didier Drogba hace unos días anunció su retiro del futbol profesional a los 40 años. A lo largo de su carrera, el delantero marfileño defendió los colores del Le Mans, Guingamp, Olympique de Marsella, Chelsea, Shanghaï Shenhua, Galatasaray, Montreal Impact y por último el Phoenix Rising, donde compartió vestidor con el mexicano Omar Bravo. Y se verá en el terreno de juego al africano, una situación que también se extrañará en los videojuegos de futbol.

Por donde pasó, el artillero dejó su marca: raza, juego aéreo de enorme competencia y mucho gol. Ídolo en Inglaterra y Turquía, el jugador también fue bastante valorado en el mundo de los videojuegos y siempre fue una opción de calidad para cualquier equipo de Pro Evolution Soccer y FIFA.

No es para menos que su desempeño se extrañe en los céspedes reales y virtuales. Drogba fue campeón de la Champions League en 2012, además ganó cuatro veces la Premier League, conquistó cuatro Copas de Inglaterra, tres Copas de la Liga Inglesa, un campeonato turco (12/13) y una Copa de Turquía (13/14), y se llevó varios premios individuales como mejor jugador.

En los videojuegos, sus atributos como un atacante siempre fueron superiores. En el PES 2011, tuvo 95 puntos en la calificación general. En FIFA, siempre mostró fuerza, cabeceo y gran definición frente al arco rival como herramientas para marcar muchos goles. En el mundo de los videojuegos, Drogba ha sido retratado en el mundo de los juegos.

Con información de Ricardo Caetano, de ESPN Brasil.