A reconectar a los 49ers con su pasado

Getty Images

SANTA CLARA, Calif. -- Entre las prioridades que John Lynch se planteó al tomar el cargo como nuevo gerente general de los San Francisco 49ers, una de las más urgentes en la lista no tiene nada que ver con la contratación de un nuevo staff de trabajo o conocer a fondo los detalles de su actividad, aunque esas son también prioridad.

Lymch nunca jugó para los 49ers, pero pasó sus años en la universidad cerca de ellos, en Stanford, jugando para el legendario coach Bill Walsh. En su último año como colegial, cuando hizo la transición a jugar como safety, Wlsh invitó a las prácticas a figuras de los 49ers como los miembros del Salón de la Fama Ronnie Lott y Joe Montana.

Lott dio algunos consejos a Lynch y al resto de safeties de Stanford. Fue en esos momentos que Lynch comprendió lo que hizo a los 49ers una de las franquicias más prominentes en el deporte profesional.

Ahora que Lynch y el coach Kyle Shanahan intentan restaurar la reputación que alguna vez tuvieron los 49ers, Lynch asegura que se ganará mucho en el futuro echando un vistazo al pasado.

Esa es la razón por la que Lynch le indicó desde el primer contacto al dueño del equipo, Jed York, que la organización no sólo les daría la bienvenida sino que también animaría a varias leyendas de los 49ers que aún viven en el área a convertirse en figuras prominentes en las instalaciones del equipo.

“Se lo dije a Jed de frente”, dijo Lynch sobre la idea de invitar a leyendas de los 49ers a los entrenamientos. “Me estaba yendo muy bien (como analista). Esto (el puesto como gerente general) no es algo que necesitaba, así que le dije (a Jed), ‘Mira, tengo 72 horas para básicamente decidir si esto es lo que quiero hacer’, así que le hice preguntas muy directas y Jed también me las hizo.

“Me enseñaron siempre a tomar decisiones por mí mismo, pero también a estudiar la historia y algo que escuché es que (las figuras de los 49ers) no se sentían bienvenidos y le dije (a Jed) que necesito tener un ambiente en el que las leyendas no sólo se sientan bienvenidas sino que se animen a venir cuando gusten”, agregó Lynch.

El ex quarterback de los 49ers, Steve Young, dijo a KNBR Radio a inicios de enero que, aunque es amigo de York, el equipo parecía ser “cauteloso con su pasado”. Young señaló una desconexión que se dio desde la transferencia en la propiedad del equipo de Eddie DeBartolo a los York.

La gente también necesita reconocer que, cuando Eddie perdió al equipo y Denise (York) se quedó con el equipo, hubo un rompimiento entre ambas partes” dijo Young. “Así que el pasado de los 49ers no es algo que intenten traer de vuelta.

“(Los York) intentan ganar un Super Bowl en el futuro, así que creo que siempre seremos amigables. (Los 49ers) hacen un gran trabajo con sus jugadores retirados, con la filantropía en el Área de la Bahía y eso es positivo. No hay nada negativo, pero, ciertamente no buscan recrear a los 49ers de los 80 y 90. Simplemente eso no es parte del futuro”, insistió Young en aquella entrevista.

Como Young lo indica, no es que los 49ers ignoren totalmente su pasado. Por ejemplo, el equipo se unió con leyendas del equipo para crear la Fundación Golden Heart, una organización de caridad que intenta asistir a ex jugadores del equipo si así lo requieren. La franquicia ofreció un donativo de $1 millón.

Sin embargo, con Lynch al mando, una de las metas es claramente forjar una presencia aún más visible y fuerte de las figuras pasadas del equipo.

Media docena de ex jugadores de los 49ers asistieron a la presentación de Lynch como gerente general del equipo y no fue coincidencia que Lynch señalara y agradeciera a Keena Turner, Jesse Sapolu, Guy McIntyre, Eric Wright, Steve Bono y Parys Haralson por estar ahí.

Esa escena es una que Lynch espera ver en más ocasiones y ya comenzó a ponerse en contacto con otros ex jugadores para informales de su política de puertas abiertas.