Chargers anuncian sus precios para el StubHub Center de Carson City

Las entradas más caras para ver a Los Angeles Chargers en el minúsculo StubHub Center costarán 150 dólares más por encuentro de lo que cobrarán Los Angeles Rams por sus mejores asientos en un estadio mucho mayor.

Los Chargers anunciaron los precios de sus abonos de temporada este martes para su nueva casa --temporal-- de 30,000 asientos en el suburbio de Carson, California. Aunque los boletos más accesibles costarán 70 dólares por juego, los asientos en la mitad dl campo detrás de la banca de los Chargers costarán 375 cada uno.

El boleto más caro de temporada para los Rams la temporada pasada fue de 225 dólares por encuentro en el Coliseum, que tiene una capacidad mayor a 93,000. No se espera que los Rams modifiquen sus precios para la siguiente campaña.

Aunque el precio promedio de los Rams para la campaña fue de 104 el año pasado, el promedio para los Chargers será de 192 dólares.

Casi todos los abonos de temporada de los Chargers, 10 encuentros, costarán al menos 1,650 dólares. Los Chargers cuentan con que la oferta limitada de asientos en el StubHub --aunado a lo que se espera sea un mejor equipo que los Rams-- justifique que su precio sea mayor.

Los Chargers están anunciando sus próximas dos campañas en la sede más pequeña de la NFL como una oportunidad sin precedente de disfrutar el fútbol americano profesional desde una perspectiva íntima, con asientos extremadamente cercanos al campo y amplios espacios de estacionamiento.

A.G. Spanos, presidente del equipo, dijo que los Chargers "esperamos agotar el boletaje rápidamente".

Los Chargers han estado recibiendo depósitos reembolsables de 100 dólares a lo largo del pasado mes. No han revelado cuántos han recibido, pero se mostraron satisfechos con la respuesta de los aficionados.

Los Rams dijeron haber recolectado depósitos de 45,000 abonos de temporada el año pasado en sus dos primeros días de disponibilidad. Disfrutaron sólidas ventas durante su primera campaña de regreso al mercado angelino, aunque las entradas disminuyeron al tiempo que los Rams perdieron sus seis partidos finales en casa de manera consecutiva.

Las dos franquicias recién mudadas jugarán las dos siguientes temporadas en sus hogares temporales antes de mudarse juntos al estadio de 2,600 millones de dólares del propietario de los Rams, Stan Kroenke, en Inglewood en el 2019.

Los Chargers anunciaron su regreso a Los Angeles el mes pasado después de 56 campañas en San Diego, y terminaron oficialmente su arrendamiento en Qualcomm Stadium y su complejo de entrenamiento hace dos semanas: Se espera que celebren algunas de sus sesiones de trabajo de temporada baja en Chargers Park antes de mudarse a su nuevo complejo en Costa Mesa antes del inicio del campamento de entrenamiento a finales de julio.

El calendario de la NFL de la siguiente campaña se revelará en abril, pero ya se sabe que los Chargers recibirán a los Philadelphia Eagles, Washington Redskins, Buffalo Bills, Cleveland Browns, Miami Dolphins, Kansas City Chiefs, Oakland Raiders y Denver Broncos.