Entregan el cuerpo de Aaron Hernandez para los funerales tras practicarle la autopsia

BOSTON -- El cuerpo de Aaron Hernandez fue entregado para los funerales después de que se le practicara la autopisa, pero los oficiales de gobierno se negaron a dar mayor información este jueves sobre las circunstancias detrás de lo ocurrido en la celda de la prisión de máxima seguridad donde apareció colgado el miércoles.

El Boston Globe, primero en reportar la entrega del cuerpo, también dijo que el ex ala cerrada de los New England Patriots estaba en el teléfono con su prometida, Shayanna Jenkins-Hernandez, horas antes de que se le encontrara sin vida en su celda, en las primeras horas del miércoles, de acuerdo con uno de los abogados de Hernandez. No está claro si habrían discutido. Aparentemente, Hernandez se colgó con una sábana y se asfixió en una ventana de su celda en el Centro Correccional Souza-Baranowski, de Shirley. Los guardias encontraron a Hernandez poco antes de las 03:00 horas del miércoles. Tenía 27 años.

Los oficiales de prisión dijeron que Hernandez atascó la puerta para evitar que los guardidas entraran, no dejó una nota suicida y no se le vigilaba por esta razón ya que no había indicios de que intentara hacerlo.

Pero los oficiales de prisión, la policía estatal y los fiscales evitaron hacer mayores declaraciones o relevar detalles relacionados con la muerte de Hernandez, dado que la investigación está en proceso. También se negaron a hablar del reporte de incidentes, registros oficiales y el video del área donde se encontraba la celda de Hernandez y otros detalles del protocolo en prisión.

El vocero del Centro Correccional, Christopher Fallo, dijo que la agencia no hará comentarios hasta que se haya terminado con la investigación. El vocero de la policía del estado, Dave Procopio, también citó una investigación "activa" por lo que no ser dará más información. Tampoco hay detalles sobre el estatus de la autopsia ni la entrega del cuerpo de Hernandez.

Faggass Funeral Home, en Watertown, Massachussetts, confirmó a AP que recibió el cuerpo del jugador pero que los servicios funerarios del originario de Connecticut se harán en otro lugar.

Muchas otras preguntas permanecen sin respuesta, incluída qué pudo afectar el estado de Hernandez para, aparentemente, colgarse apenas unos días después de que fue declarado inocente por el cargo de doble asesinato.

Hernandez purgaba una sentencia de cadena perpetua, sin derecho a fianza, por el asesinato en 2013 de Odin Lloyd.

Durante el juicio en Boston por el asesinato de dos hombres en esa ciudad, en 2012, Hernandez parecía optimista, dando palmadas en la espalda a sus abogados constantemente, y dejando salir risas y enviando besos a su hija de cuatro años y otros integrantes de su familia en la sala de audiencias.

El egresado de la Universidad de Florida fue encontrado muerto cinco días después de que un jurado lo encontró inocente de la muerte de dos hombres; en este proceso, los fiscales alegaban que uno de los hombres había derramado accidentalmente la bebida de Hernandez en un centro nocturno y que por ellos se había suscitado el incidente. Hernandez murió apenas unas horas antes de que sus ex compañeros de equipo, los New England Patriots, visitaran la Casa Blanca para celebrar su reciente victoria en el Super Bowl.

La muerte de Hernandez dejó a sus amigos, familiares y a su equipo legal en estado de shock y sin poder creerlo. Muchos buscaban una explicación para el trágico final de un hombre joven cuyas habilidades en el futbol americano lo llevaron a firmar, en un punto de su carrera, una extensión por cinco años y $40 millones de dólares con la mejor franquicia de la NFL.

"No hubo conversaciones o correspondencia de Aaron con su familia o equipo legal que indicaran que una cosa así fuera posible", dijo su abogado José Báez. "Aaron estaba buscando una segunda oportunidad para probar su inocencia. Quienes lo aman y se preocupaban por él tienen el corazón destrozado y están determinados a encontrar la verdad que rodea a su muerte".

Este jueves, Báez declinó a hacer más comentarios.

AP dejó mensajes telefónicos y envió correos a Shayanna Jenkins-Hernandez y a su abogado.

"Especialmente después de que fue declarado inocente por el doble asesinato. Eso era algo positivo en nuestras mentes", dijo Alex Cugno, quien creció con Hernandez en Bristol. "No creo que se haya matado. Simplemente, no tiene sentido".