Sammy Watkins ve cambio a Rams como una bendición

LOS ANGELES -- Sammy Watkins solo pensaba que estaba en una buena racha. Fue blanco del lanzamiento en las primeras tres jugadas desde la línea de golpe en el primer partido de los Buffalo Bills en la pretemporada el jueves, solo para regresar al camerino más tarde para ser informado que había sido cambiado a Los Angeles Rams.

"Me estaban buscando bastante rápido", dijo Watkins. "Y luego después del partido estaba "oh, lo más probable era que estaba en una audición".

Watkins fue adquirido por los Rams a cambio del esquinero E.J. Gaines y una selección de segunda ronda del draft el año próxima. Watkins catalogó el cambio como "un shock total", pero también como "una bendición".

Watkins voló a la costa oeste el sábado y llegó al Los Angeles Memorial Coliseum tres horas que su nuevo equipo se enfrentara a los Dallas Cowboys en su primer partido de pretemporada. El ala abierta de 24 años aún no ha logrado sentarse con su nuevo entrenador, Sean McVay, o su nuevo quarterback, Jared Goff, y no tiene idea sobre como encajará en este sitema ofensivo.

Pero sí sabe una cosa.

"Estoy 100 por ciento saludable", dijo Watkins. "El problema del pie está en el pasado. Probablemente tendré que ponerme en mejor forma, pero fuera de eso, estoy bien".

Watkins viene de dos cirugías en sus pies, una en la primavera de 2016 y otra en enero de 2017. También tuvo una cirugía en su cadera después de su temporada de novato en el 2014 y lidió contras lesiones menores en el 2015, pero ha estado mayormente sin restricciones durante este campamento de entrenamiento.

Los Bills inicialmente dieron dos selecciones de primera ronda y una de cuarta ronda para seleccionar a Watkins con la cuarta selección global hace tres años, pero un nuevo régimen en Buffalo declinó ejercer la opción para el quinto año de su contrato de novato, significando que sería agente libre al finalizar esta temporada.

El gerente general de los Rams, Les Snead, dijo el viernes que "definitivamente" quiere auscultar un contrato a largo plazo con Watkins.

"Yo tengo que hacer lo que tengo que hacer y controlar lo que puedo controlar", dijo Watkins. "Si puedo salir al terreno y tener el año que espero tener, entonces podemos hablar sobre un contrato. Pero aún así tengo que salir a hacer mi trabajo y dejarlos a ellos lidiar con el papeleo, los contratos y los números".

Cuando esté saludable, Watkins le da a los Rams la amenaza vertical por los lateral que tanto necesitan. Su habilidad irse por encima de las coberturas abrirá las cosas en el medio de las defensas para otros receptores como Cooper Kupp, Tavon Austin y Robert Woods, su otrora compañero con los Bills.

Entre los receptores con al menos 100 atrapadas en los últimos tres años, Watkins está en cuarto lugar en yardas después de la atrapada.

"Yo solo siento que ese ha sido mi juego", dijo Watkins. "Yo puedo ser ese jugador que puede pegar el cuadrangular".

Watkins registró 65 atrapadas para 982 yardas y seis touchdowns en su temporada de novato en el 2014, y entonces registró 900 yardas en los últimos nueve partidos del 2015, terminando la misma con más de 1,000 yardas. Pero serios problemas con sus pies mantuvo a Watkins fuera de la mitad de los partidos de 2016, una temporada en la que terminó con apenas 28 atrapadas para 430 yardas y dos touchdowns.

Hablando al frente del camerino de los Rams el sábado, Watkins sonó emocionado con la oportunidad de unirse a una ofensiva de McVay la cual previamente vio como una que "abre las cosas para los alas abiertas" en Washington.

A Watkins se le preguntó si un nuevo comienzo le beneficiaría, y contestó con una sonrise que "sólo el estar en Los Angeles me va a ayudar. Buena ciudad, buen clima".