'Equipo' de lesionados podría ser mejor que el All-Pro en 2017

AP Photo

Entre los jugadores que se han perdido la temporada 2017 por lesión podría armarse un mejor equipo que el All-Pro.

Aaron Rodgers bajo centro. David Johnson y Dalvin Cook en el backfield. Odell Beckham Jr., Julian Edelman y Brandon Marshall como receptores. Greg Olsen y Tyler Eifert dividiendo repeticiones desde su posición de ala cerrada. Joe Thomas y Jason Peters apuntalando la línea ofensiva.

Después están Deshaun Watson, Andrew Luck, Ryan Tannehill, Sam Bradford, Carson Palmer y también Derek Carr y Jameis Winston se han perdido juegos en lo que va del año.

La defensiva también muestra un rostro competitivo.

Empezamos con el ala defensiva J.J. Watt presionando al pasador. Eric Berry es el capitán de la secundaria junto con Richard Sherman. Dont'a Hightower, Whitney Mercilus y Jordan Hicks persiguen a los que acarrean el ovoide.

Y no podemos dejar afuera los equipos especiales.

Darren Sproles regresa la patadas y Sebastian Janikowski se encarga de los puntos extra y goles de campo.

Y, sobre todo ello, apenas estamos a la mitad de la campaña.

Asusta el simple hecho de pensar en qué jugadores podrían unirse a esta lista en la segunda parte de la temporada. Sherman continuó con esta tendencia al romperse el tendón de Aquiles el jueves por la noche.

Muchos se cuestionan porque hay tantas lesiones en 2017. ¿Acaso un programa más corto de temporada baja y la disminución de prácticas con contacto podría ser el factor? ¿Acaso esto es obra del destino y algo que podría ocurrirle a cualquiera y sólo se trata de una coincidencia que tantos jugadores de renombre hayan quedado fuera?

"Es fútbol americano, hombre, es difícil", comentó Micah Hyde, profundo de los Buffalo Bills, quien sólo se ha perdido un partido después de cuatro años con los Green Bay Packers y media temporada con su nuevo equipo. "La gente cree que es el programa de temporada baja o el calendario del campo de entrenamiento, pero es lo mismo aquí que allá. Tenemos el mismo tiempo para entrenar. Todo es igual".

El Doctor Armin Tehrany, cirujano certificado y fundador del Manhattan Orthopedic Care, está de acuerdo con Hyde.

"Los métodos de entrenamiento en la NFL están diseñados para prevenir lesiones, incluido el desgarre de ligamentos", comentó Tehrany. "La falta de contacto en las prácticas debe disminuir el riesgo de lesiones durante la práctica y potencialmente en los juegos, siempre y cuando los jugadores mantengan su condición física".

¿Acaso los zapatos están causando estos problemas?

"Múltiples estudios han demostrado que el número, el tamaño y los diseños juegan un papel en las lesiones de tobillo y rodilla", continuó el médico. "Mientas menos agresivos sean, mejor".

Quizá ahora los jugadores son demasiado rápidos, muy fuertes y por ello más vulnerables y susceptibles a las lesiones.

"Creo que estamos viendo una nueva norma en la que debemos tratar más lesiones de este tipo por el crecimiento en la fortaleza y velocidad de los jugadores", subrayó Tehrany. "Desafortunadamente, también estamos viendo esto en los niños".

El jefe de servicios médicos de la NFL, el doctor Allen Sills, dejó en claro que la liga monitorea las lesiones a lo largo de la temporada y señaló que no existe un "crecimiento" en la cifra en general.

"Desde un punto de vista científico, debemos estudiar el número en general, revisar todos los casos y no momentos concretos", dijo Sills. "Por supuesto que cada lesión y cada jugador que vive un tema de estos es significativo para nosotros. Constantemente estamos verificando si no hay una tendencia que nos diga algo. Tomamos con mucha seriedad este tema y es un esfuerzo en el que no bajamos la guardia en todo el año".

Pero la gente le está poniendo más atención a las lesiones esta campaña porque tal pareciera que cada semana se termina la campaña para una superestrella.

Watt, tres veces Defensivo del Año, se rompió la pierna el 8 de octubre. En el mismo partido, los Houston Texans perdieron a Mercilus por una lesión en el pectoral. Horas antes, Beckham y Marshall se lesionaron el tobillo y los New York Giants se quedaron sin sus receptores titulares.

Cook, quien estaba teniendo una gran temporada como novato, se desgarró el ligamento una semana antes. Rodgers, dos veces Jugador Más Valioso, se fracturó la clavícula una semana después.

Palmer (fractura de antebrazo), Hightower (desgarre de músculo en el pectoral), Thomas (lesión en el tríceps), Peters (desgarre de ligamento) y Hicks (fractura del tendón de Aquiles) pasaron por el mismo caso la misma semana.

Thomas nunca se había perdido ninguna jugada jugada en su carrera (10,363 jugadas de forma consecutiva), antes de lesionarse.

"Es algo increíble", comentó el guardia de los Cleveland Browns, Joel Bitonio. "Creí que era superhumano, que nada podría pasarle, Hubo 30 segundos donde lloré. Es complicado porque es el mejor jugador en nuestro equipo".

Los Texans parecían dejar atrás las lesiones de Watt y Mercilus porque Watson estaba montando una de las mejores temporadas para un novato en la historia de la liga. Tenía 19 pases de anotación antes de desgarrarse el ligamento cruzado el 2 de noviembre.

"Estas cosas pasan", dijo el entrenador en jefe Bill O'Brien, quien está acostumbrado a lidiar con este tipo de temas. "Es complicado cuando ocurren, pero así son las cosas".

El perder a jugadores claves puede destruir el sueño de playoffs para una franquicia. Los Packers están 0-3 con Brett Hundley. Los Texans con Tom Savage no pudieron vencer a los Colts, pero los Eagles (8-1) han seguido en buen momento pese a las lesiones de Sproles, Peters, Hicks y Ronald Darby.