Greg Hardy planea disputar combate de MMA en Dallas para LFA

LAS VEGAS -- La próxima pelea amateur de artes marciales mixtas del ex liniero defensivo de la NFL, Greg Hardy, es probable que se realice en Dallas, la ciudad donde su carrera en el fútbol americano profesional terminó en el 2015.

El plan en este momento es que Hardy, de 29 años de edad, pelee en un evento aún por anunciar de Legacy Fighting Alliance a mediados de febrero. Representantes de Hardy y LFA confirmaron la noticia a ESPN.

Hardy comenzó a entrenar artes marciales mixtas a finales del año pasado y tiene marca 2-0 como amateur, con dos nocauts en el primer asalto. Entrena en el American Top Team en Coconut Creek, Florida.

De acuerdo a los representantes de Hardy en First Round Management, el equipo aún está enfocado en "llevarlo poco a poco" y no hay un plazo programado para su debut profesional en el peso completo. A menos que ocurra un imprevisto, la pelea amateur de febrero será la primera de Hardy con la LFA.

El CEO de LFA, Ed Soares, indicó a ESPN que está esperando con ansias el debut de Hardy y estaría "muy interesado" en promover su primera pelea profesional, cuando sea el momento.

Vale la pena señalar que la LFA es considerada una de las principales empresas regionales de los Estados Unidos y tiene historial de colocar atletas en empresas más importantes.

La LFA tiene una relación especialmente sólida con el UFC. Se formó en el 2016, luego de una fusión entre Legacy Fighting Championships y Resurrection Fighting Alliance. El ex propietario de Legacy, Mick Maynard, ahora es el encargado de programar los combates en el UFC.

Hardy ha expresado su deseo de eventualmente pelear en el UFC. El presidente del UFC, Dana White, no lo ha descartado, pero ha dicho en múltiples ocasiones que el desarrollo de Hardy tiene un largo camino por recorrer.

Hardy no ha jugado un partido de fútbol americano desde el 2015. Fue arrestado en el 2014 luego de supuestamente golpear a su ex novia. El caso de violencia doméstica en su contra eventualmente fue desechado y se le borró de su registro.

Hardy también fue arrestado en el 2016 por posesión de cocaína. Se declaró culpable de un cargo menor de drogas y evitó tiempo en prisión.

Nacido en Tennessee, Hardy tuvo seis capturas en 12 partidos para los Dallas Cowboys en su última temporada en la NFL. Llegó al Pro Bowl en el 2013, como miembro de los Carolina Panthers.