¿Qué nos espera en los playoffs de la NFL?

Hemos llegado, por fin, a la postemporada de la NFL.

Esta es una pésima noticia para 20 equipos, pero es algo maravilloso para 12. Y si eres fanático de uno de esos 12, aquí está el documento que deseas recortar y guardar, o cualquiera que sea el equivalente en Internet.

El vistazo a la postemporada de ESPN analiza el camino de cada equipo, sus posibilidades y todo lo que necesita saber sobre lo que su equipo debe hacer para llegar al Super Bowl LII el mes que viene en Minneapolis.


NFC

1. Philadelphia Eagles (13-3)

Primer juego: Ronda Divisional el sábado 13 de enero (4:35 p.m tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: Los Eagles descansan, y luego serán los anfitriones de los Falcons (si ganan en la primera ronda), los Saints o los Panthers. Después de ello, si ganan, recibirán el Juego de Campeonato de la NFC contra los Vikings, Rams, Saints o Panthers.

Motivo de esperanza: Los Eagles han sido el mejor equipo de la temporada. Sus únicas derrotas al comenzar el domingo (cuando descansaron a muchos titulares en un descalabro en casa contra Dallas) fueron tropiezos en Kansas City y Seattle, casi nada de lo que avergonzarse. Incluso en su peor momento, que fue contra los Giants en la Semana 15 y contra los Raiders en la Semana 16, han logrado encontrar formas de ganar. Tienen profundidad y son talentosos en ambos lados. Pueden jugar una variedad de estilos y aún así ganar.

Motivo de preocupación: No sé si lo han escuchado, pero el mariscal de campo estrella, Carson Wentz, se desgarró el ligamento cruzado anterior en la Semana 14 y llegan a los playoffs con Nick Foles. Pese a que se veía bien en su primer juego, no ofrece la capacidad de Wentz en tercera y cuarta oportunidad. Ese fue un elemento clave de lo que diferenció a Filadelfia de los otros contendientes de la NFC durante toda la temporada, y sin eso podrían ser solo uno de varios equipos muy buenos la conferencia.

Factor X: Jay Ajayi. Los Eagles deben tener la capacidad de apoyarse en el juego terrestre para controlar los partidos, especialmente una vez que toman la delantera. Ajayi es alguien en quien pueden confiar para la carga de trabajo, y hasta ahora no lo han usado de esa manera. Es posible que diseñen un plan para él en los playoffs que ofrezca una nueva dimensión a una ofensiva que necesita una sacudida.

2. Minnesota Vikings (13-3)

Primer juego: Ronda Divisional el domingo 14 de enero (4:40 p.m tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: Los Vikings tendrán una semana de descanso y luego organizarán un juego de postemporada el 13 o 14 de enero contra los Rams, Saints o Panthers. Si los Falcons vencen a los Rams en la Ronda de Comodines, los Vikings serían anfitriones del ganador del Panthers-Saints. Si los Rams superan a los Falcons, los Vikings recibirían a los Rams. Si superan la Ronda Divisional, entonces tendrían un Juego de Campeonato de la NFC en Philadelphia o en casa contra los Falcons, Saints o Panthers.

Motivo de esperanza: La defensiva es un monstruo. Entrando al juego del domingo, los Vikings habían mantenido a cuatro de sus seis oponentes anteriores por debajo de los 10 puntos, y dos de esos rivales fueron los Rams y los Falcons. Permitieron el menor número de puntos por juego y menos yardas por juego de cualquier equipo en la liga. Tuvieron la segunda mejor defensiva en tercera oportunidad y la segunda mejor en zona de gol. Desearías que fueran mejores generando robos de balón (solo 19 en toda la temporada), pero la defensiva es tan buena para limitar a los oponentes que debería mantener a los Vikings en cada juego.

Motivo de preocupación: Al no asegurar el primer lugar de la Conferencia, la perspectiva de tener que ganar un juego al aire libre en Philadelphia para avanzar al Super Bowl (que por cierto sería en su propio estadio) se avecina. Y por muy buena que haya sido la historia y la temporada de Case Keenum, no lo hemos probado en la presión de los playoffs.

Factor X: La protección de pase. Uno de los elementos clave de la temporada de Keenum ha sido la capacidad de los Vikings para mantenerlo protegido. Al ingresar al domingo, había sido capturado solo 20 veces, menos que cualquier otro mariscal de campo en la Conferencia Nacional además de Drew Brees. (Y, por supuesto, Nick Foles, quien solo ha comenzado tres partidos). ¿Puede la mejorada línea ofensiva de los Vikings mantener limpio a Keenum contra el tipo de presión que verá en el camino al Super Bowl LII?

3. Los Angeles Rams (11-5)

Primer juego: vs. Falcons en Ronda de Comodines el sábado (8:15 p.m. tiempo del este)

Camino Super Bowl LII: Los Rams reciben a los campeones defensores de la Conferencia. Si se imponen, viajarían a Minnesota para un juego divisional contra los Vikings. Tras ello, los Rams se encontrarían en el Juego de Campeonato de la NFC en Philadelphia o en casa contra los Saints o Panthers.

Motivo de esperanza: Fueron el equipo que más anotó en la liga con 31 puntos por juego. Todd Gurley, quien no jugó el domingo, encabezó la NFL con 2,093 yardas, y el receptor Robert Woods vuelve de una lesión, por lo que el ataque aéreo se encuentra en una gran posición. El entrenador en jefe Sean McVay no se estará quedando sin ideas creativas pronto.

Motivo de preocupación: Lo mismo que para muchos equipos en la Conferencia: inexperiencia. Jared Goff ha sido titular de la NFL durante una temporada y media. Gurley es un jugador de tercer año. Los receptores y las alas cerradas son un grupo joven e inexperto. Y también está el hecho de que ningún otro equipo con potencial de playoffs, excepto Tennessee, llegó a la Semana 17 con más pérdidas de balón que los Rams (19). El margen de error se reduce en esta época del año.

Factor X: Aaron Donald. El tackle defensivo de los Rams es el tipo de jugador que sientes que está hecho para los playoffs. Podría ser el mejor defensivo de la liga, está buscando un gran contrato, y no hay muchos linieros ofensivos interiores que puedan manejarlo. Donald es el destructor de juegos de Wade Phillips, del mismo modo que Von Miller fue para Denver en su camino al Super Bowl hace dos años.

4. New Orleans Saints (11-5)

Primer juego: vs. Panthers en la Ronda de Comodines el domuingo (4:40 p.m. tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: Saints recibirán a su rival divisional, contra quien se fue 2-0 esta temporada. En caso de imponerse, viajarán a Philadelphia o Minnesota para la ronda divisional. (Si los Falcons vencen a los Rams, entonces los Saints irían a Minnesota. Si los Rams vencen a los Falcons, los Saints irían a Philadelphia). Tras ello, seguiría el Juego de Campeonato de la NFC contra los Falcons, Eagles o Vikings. La única forma en que pueden jugar en casa por el título de la Conferencia es si su oponente son los Falcons.

Motivo de esperanza: Tienen al mejor mariscal de campo en la Nacional. Drew Brees podría no haber tenido su temporada estadística usual y deslumbrante, pero su eficiencia fue extraordinaria. Y solo porque los Saints pudieron ganar corriendo el balón y haciendo algunas jugadas grandes a la defensiva no significa que no puedan contar con Brees para ponerlos sobre su espalda y ganarles un juego cuando lo necesiten. Es el único mariscal de campo que ha ganado un Super Bowl.

Motivo de preocupación: No hay mucho que no me guste aquí, pero si buscas razones para preocuparte, cuatro de sus derrotas fueron como visitantes y ante equipos de playoffs. Sin embargo, dos de ellas fueron en las Semana 1 y 2 en Minnesota y New England, y los Saints obviamente todavía no hallaban la fórmula.

Factor X: La defensiva. Todavía es un grupo joven, y hasta que veas jugadores jóvenes con la presión de los playoffs no puedes saber qué esperar. La ofensiva de New Orleans es tan buena, tan versátil y equilibrada que te hace sentir que pueden anotar ante cualquier equipo. ¿Pero podrá la joven defensiva de los Saints hacer una gran jugada para ganar un juego de postemporada cuando lo necesiten?

5. Carolina Panthers (11-5)

Primer juego: en Saints en la Ronda de Comodines el domingo (4:40 p.m. tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: Los Panthers tienen que resolver el reto que representan los Saints para comenzar su camino de vuelta al Super Bowl. Acabaron 0-2 contra New Orleans esta temporada. Pero si los vencen esta vez, viajarán a Philadelphia o Minnesota en la ronda divisional. (A Philadelphia si los Rams vencen a los Falcons, a Minnesota si los Falcons vencen a los Rams.) Tras ello, los Panthers aterrizarían en el Juego de Campeonato de la NFC contra los Eagles, Vikings, Rams o Falcons. La única forma en que el juego sería en casa es si fuera contra los Falcons.

Motivo de esperanza: Conocen el camino al Super Bowl ya que llegaron al juego grande hace dos años. Ha habido mucha rotación desde entonces, pero el mariscal de campo Cam Newton, el ala cerrada Greg Olsen y los apoyadores Thomas Davis y Luke Kuechly son los líderes del equipo y todos fueron parte de ese proceso. En aquella ocasión, eran uno de los favoritos con una marca de 15-1 y no se enfrentaron a muchas adversidades hasta el Super Bowl, cuando se derrumbaron. Este equipo de Carolina ha superado muchas cosas y ha demostrado la capacidad de un contendiente experimentado para prosperar en circunstancias difíciles.

Motivo de preocupación: El juego aéreo. Los Panthers ingresaron al final de la temporada regular del domingo en el puesto 27 de la liga con 194.4 yardas aéreas por juego y 21 en 6.24 yardas por intento de pase. Ellos ganan con su juego terrestre, su frente defensivo, y la capacidad de Newton de hacer jugadas con sus piernas cuando las cosas se descomponen. Cuando se atreven a pasar, a menudo son envíos cortos para el dinámico corredor Christian McCaffrey. Pero con Kelvin Benjamin en Buffalo, Curtis Samuel lesionado y Devin Funchess jugando lesionado, no hay muchas armas para Newton en una liga que tiende a requerir uno o dos de esos en los juegos grandes.

Factor X: Greg Olsen. Se perdió nueve juegos con una lesión en el pie, pero regresó a finales de la temporada y parece haber recuperado la forma en la recta final. Si puede mantenerse sano y productivo en las próximas semanas, es posible que pueda ayudar a curar lo que le pasa al juego aéreo de los Panthers.

6. Atlanta Falcons (10-6)

Primer juego: en Rams en la Ronda de Comodines el sábado (8:15 p.m. tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: Falcons abrirán en Los Angeles. Si vencen a los Rams, tendrán un viaje a Philadelphia, que de repente se ven un poco vulnerables. Si ganan eso, obtendrían el boleto al Juego de Campeonato de la NFC en Minnesota, Charlotte, New Orleans o Los Angeles. Como el sembrado No. 6, los Falcons no pueden jugar un partido de postemporada en casa.

Motivo de esperanza: Han hecho esto antes, y no hace mucho tiempo. Los Falcons fueron campeones divisionales y tuvieron un descanso la temporada pasada, pero alcanzaron el Super Bowl y estuvieron cerca de su primer título. Sus entrenadores, mariscales de campo y casi toda la plantilla saben lo que se necesita para ganar estos juegos, y aunque la temporada fue difícil, una vez que los equipos entran en el campo, nunca se sabe lo que podría pasar. El corredor Devonta Freeman también se ve fantástico.

Motivo de preocupación: La temporada fue difícil, y la ofensiva no está en el nivel exhibido hace un año. Algo no ha funcionado con la conexión de Matt Ryan/Julio Jones casi toda la temporada. Tal vez es tan simple como el cambio en los coordinadores ofensivos, pero tal vez sea solo un factor de "no todos los años es genial". Los Falcons también se han frenado con las penalizaciones y, en general, no parecen ser la misma máquina que eran en 2016.

Factor X: Julio Jones. Si bien no ha tenido su mejor temporada, es capaz de escaparse en cualquier momento y hacerse cargo de un juego, como lo hizo contra Green Bay en el juego por el título de la Conferencia Nacional del año pasado. Si él y Ryan encuentran esa conexión, entonces serán una pesadilla para cualquier oponente.


AFC

1. New England Patriots (13-3)

Primer juego: Ronda Divisional el sábado 13 de enero (8:15 p.m. tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: El primer juego de playoffs de los Patriots será en casa contra los Bills, Chiefs o Titans. Si los Bills derrotan a los Jaguars en la Ronda de Comodines, viajarían a New England para la ronda divisional. Si los Jaguars ganan ese juego, el primer juego de los Patriots será contra el ganador del Titans-Chiefs. Ganando eso, y los Patriots serían sede del Juego de Campeonato de la AFC contra los Steelers, Jaguars, Chiefs o Titans.

Motivo de esperanza: Uh ... son los Patriots. Puedes tener una ventaja de 25 puntos contra ellos en el Super Bowl, y aun así ganan. Tom Brady y Bill Belichick son los mejores de todos los tiempos en lo que hacen, y no hay ningún equipo en el campo que esté ni cerca de la cantidad de experiencia que los Patriots tienen en los grandes juegos de enero.

Motivo de preocupación: La defensa se ha logrado mantener durante gran parte de la temporada a pesar de una serie de grandes derrotas, y todavía echan de menos al apoyador Dont'a Hightower. No están muy lejos de una derrota en Miami en la que Brady lució terrible y los Dolphins corrieron a placer. Entonces, aunque son los favoritos, no son invencibles.

Factor X: El ataque terrestre. Dion Lewis ha sido una máquina, y los Patriots se apoyarán en él para llevar la carga. Pero la ofensiva terrestre está en su mejor momento cuando tiene diversidad con Rex Burkhead y James White, quienes también pueden ser factores en el juego aéreo. Cada uno ha lidiado con lesiones al final de la temporada, y será importante que New England los recupere para la postemporada. Brady puede ayudar a los Patriots con una remontada, pero ayuda a controlar los juegos si tienen equilibrio en la ofensiva.

2. Pittsburgh Steelers (13-3)

Primer juego: Juego de local en la Ronda Divisional el domingo 14 de enero (1:05 p.m. tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: El primer juego de los Steelers en los playoffs será como locales contra Jaguars, Titans o Chiefs. Si los Bills vencen a los Jaguars, los Steelers recibirían al ganador de Titans/Chiefs en la ronda divisional. Si Jacksonville derrota a los Bills, entonces viajará a Pittsburgh para la ronda divisional. Si los Steelers ganan su primer juego, jugarían en el Juego de Campeonato de la AFC contra Patriots, Bills, Titans o Chiefs. Sería un juego en casa de los Steelers a menos que el oponente sean los Patriots.

Motivo de esperanza: La defensa parece estar en mejor forma que el año pasado, con Cam Heyward saludable y con algunos jóvenes como Artie Burns y Javon Hargrave tuvieron roles más grandes durante toda la temporada. Sabemos lo que los Steelers pueden hacer en ataque si están sanos, pero la defensiva de este año ha sido consistentemente dura y le da a Pittsburgh una mejor oportunidad de desacelerar a Tom Brady y compañía.

Motivo de preocupación: La salud del receptor Antonio Brown. Sufrió una grave lesión en la pantorrilla durante la Semana 15 y se perdió los últimos dos juegos de la temporada regular. Los Steelers tienen la esperanza de tenerlo para su primer partido de playoffs, pero no pueden estar seguros (A) si lo harán o (B) qué tan cerca estará de su máximo nivel. Pittsburgh ha sido descarrilado por lesiones a Brown y/o Le'Veon Bell en las recientes postemporadas, y el hecho de que Bell y Ben Roethlisberger no tuvieran actividad en el último juego de temporada regular muestra cuán asustados están los Steelers por no tener sus estrellas para los juegos que cuentan más.

Factor X: Receptor abierto Martavis Bryant. Ha estado descontento durante gran parte de su primera temporada de regreso de la suspensión. Pidió un cambio de equipo a principios de la temporada y probablemente lo hará nuevamente después de la campaña. Pero los Steelers lo mantuvieron porque creen que puede ser un arma que cambie el juego para ellos con su rara combinación de tamaño y velocidad. Tenía (obviamente) una parte más importante del plan de juego con Brown fuera en los últimos juegos. Tal vez eso despierte la chispa que marque la diferencia en enero.

3. Jacksonville Jaguars (10-6)

Primer juego: Contra Bills en Ronda de Comodines el domingo (1:00 p.m tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: El primer juego de postemporada de los Jaguars en 10 años será un partido en casa contra un equipo que no ha jugado un juego de postemporada en 18 años. Serán anfitriones de los Bills en la Ronda Divisional. Si ganaran, viajarían a Pittsburgh para su juego de segunda ronda, y si ganan también, jugarían un Juego de Campeonato de la AFC contra los Patriots, Chiefs o Titans. Si llegan tan lejos, los Jaguars serán los anfitriones del Juego de Campeonato de la AFC, siempre y cuando los Patriots no sean su oponente.

Motivo de esperanza: Ningún equipo en el campo de la AFC juega a la defensiva como lo hace Jacksonville. Los Jaguars tienen estrellas en los tres niveles. Pueden presionar al mariscal de campo, sus esquineros pueden cubrir receptores abiertos uno a uno y sus apoyadores son versátiles. Antes del juego del domingo contra los Titans, que no tenía sentido para ellos, los Jaguars no habían perdido contra un oponente de la AFC desde el 1 de octubre, cuando los Jets les ganaron.

Motivo de preocupación: La franquicia no ha jugado un partido de postemporada en una década, y el roster está cargado de tipos que nunca han jugado en uno. Este es un equipo basado en su juego terrestre y su defensiva, lo que significa que está diseñado para jugar con ventaja. Blake Bortles pasó la mayor parte de diciembre encendido, pero si Jacksonville va perdiendo un juego, ¿sería capaz de comandar una remontada?

Factor X: Salud de sus receptores abiertos. Los Jaguars perdieron a Allen Robinson en el primer juego de la temporada y han tenido que jugar a veces sin Marqise Lee y Allen Hurns debido a lesiones. Y aunque Keelan Cole y Dede Westbrook han mostrado destellos, los equipos no quieren depender demasiado de los novatos en esta época del año. En algún punto, Jacksonville tendrá que confiar en su juego aéreo. Cuando llegue ese momento, sería útil tener a Lee y Hurns.

4. Kansas City Chiefs (10-6)

Primer juego: vs. Titans en la Ronda Divisional el sábado (4:35 p.m. tiempo del este)

Camino Super Bowl LII: Recibirán a los Titans en su primer partido en el Arrowhead Stadium. Si ganan, se encontrarán con Pittsburgh o New England para la Ronda Divisional, dependiendo de lo que ocurra en el juego Jaguars/Bills. Si Jacksonville gana, ellos van a Pittsburgh y los Chiefs van a Foxboro. Si Jacksonville pierde, los Chiefs (como el ganador de la ronda más alta de comodín) jugarían contra los Steelers en Pittsburgh. Si ganan su juego de Ronda Divisional, jugarían contra Patriots, Steelers, Jaguars o Bills en el Juego de Campeonato de la AFC. La única forma en que el juego sería en Kansas City es si el oponente son los Bills.

Motivo de esperanza: Este equipo ha estado en los playoffs antes, justo el año pasado, de hecho. Y aunque esa experiencia fue una decepcionante derrota en casa contra unos Steelers que no anotaron un touchdown, a veces las experiencias negativas ayudan a los equipos a crecer. Este equipo de Kansas City ha vencido a los Patriots, Eagles y Chargers (dos veces), y su derrota ante los Steelers fue muy cerrada. Se sacudieron su marca de 1-6 en mitad de la temporada con tres victorias consecutivas para reclamar su segundo título divisional consecutivo, y llegan jugando bien.

Motivo de preocupación: Esa caída de 1-6 en la mitad de la temporada sucedió y les mostró a muchos equipos la forma para limitar la ofensiva de Kansas City. Si la línea ofensiva de los Chiefs tiene un mal día, los hace unidimensionales y les permite a los equipos vencerlos con conceptos relativamente simples. Ah, y a la defensiva tienen problemas para detener la carrera.

Factor X: Justin Houston. El mejor cazamariscales de los Chiefs no ha estado completamente sano para los playoffs en los últimos dos años. Cuando lo está, sigue siendo un jugador que marca diferencia en defensa, donde Kansas City necesita jugar mucho mejor de lo que lo ha hecho durante la campaña. Un Houston saludable podría darle a los Chiefs una ventaja que no han tenido en los enfrentamientos recientes de enero contra Pittsburgh y New England.

5. Tennessee Titans (9-7)

Primer juego: En casa de los Jaguares en la Ronda de Comodines el domingo (4:35 pm tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: Viajarán a Kansas City a jugar contra los Chiefs en la primera ronda. Si ganan ese juego, viajarán ya sea a New England o Pittsburgh para la ronda divisional (New England si los Bills vencen a los Jaguars o Pittsburgh si los Jaguars derrotan a los Bills). Ganando ese juego, los Titans se verán a sí mismo en el juego de campeonato de la AFC para medirse ya sea a Patriots, Steelers, Jaguars o Bills. La única manera de tener un juego en casa es si se tienen que enfrentar a los Bills.

Motivo de esperanza: Uhhh… Tras vencer un par de veces a los Jaguars, les da mucha confianza para un hipotético tercer juego. Pero, si DeMarco Murray vuelve saludable, tendrán un combo de corredores que teóricamente pueden ayudarlos a controlar los juegos y quizá ganar de una forma poco agradable.

Motivo de preocupación: Perdieron sus tres juegos consecutivos antes de la victoria sobre los Jaguars que les dio el pase a los playoffs y en verdad no se vieron bien durante un tiempo. Marcus Mariota tuvo 12 pases de anotación y 15 intercepciones antes de llegar al juego final de la temporada regular. Los Titans no fueron capaces de hacer funcionar su juego aéreo. Hablar de la seguridad laboral del entrenador Mike Mularkey tampoco puede ayudar.

Factor X: Marcus Mariota. El electrizante mariscal de campo egresado de Oregon llegó a la campaña aparentemente listo para dar el salto y no lo hizo. Los playoffs le ofrecen la oportunidad de iniciar de nuevo y su capacidad para mover las cadenas por aire o tierra llaman la atención. Si toma ritmo, entonces podríamos ver un poco de magia.

6. Buffalo Bills (9-7)

Primer juego: En casa de los Jaguars en la Ronda de Comodines el domingo (1:00 pm tiempo del este)

Camino al Super Bowl LII: El primer juego de los Bills en una generación será de visita en Jacksonville. Si ganan ese irán a New England para jugar contra Patriots, contra quienes se fueron 0-2 en la temporada. En caso de que sacudan al mundo y ganen ese juego, los Bills jugarán el Campeonato de la AFC en Pittsburgh, Kansas City o Tennesee. Al ser los sextos ubicados de su conferencia, los Bills no pueden recibir un juego de playoffs.

Motivo de esperanza: Si tiene salud, el corredor LeSean McCoy le da a Buffalo un hombre que marca diferencia en la liga en el juego por tierra y también por la vía del pase. Los Bills tienen una sólida línea ofensiva y si pueden controlar juegos, pueden tener suficientes hombres que marquen diferencia en la ofensiva para sorprender a uno o dos equipos.

Motivo de preocupación: McCoy terminó el domingo con una lesión en el tobillo y sin él, los Bills no serían el mismo equipo. Pero incluso con él, obviamente, muy pocos de ellos han estado aquí antes. Aunque el mariscal de campo Tyrod Taylor podría ser el favorito del índice de pasador, una de sus fallas ha sido la incapacidad de elevar su juego y hacer las jugadas importantes que se requieren de los mariscales de campo en los juegos de postemporada.

Factor X: Kelvin Benjamin. Adquirido de Carolina en un cambio sorpresivo en el día límite, Benjamin estaba llamado a ser el receptor número uno que su ofensiva carecía. Sin embargo, sufrió con una lesión de rodilla y es probable que no esté completamente saludable hasta que eso no lo arregle fuera de la temporada. Pero si puede jugar como el receptor número uno en los playoffs, puede marcar la diferencia.