¿Qué tan difícil es vencer a un equipo por tercera vez en la NFL?

Mike Shula tomó un recuerdo de su infancia sobre su legendario padre cuando le preguntaron si había estado involucrado en vencer a un equipo tres veces en una temporada.

"Me avergoncé y dije: 'Bueno, yo era un niño cuando, con mi papá, derrotaron a los (New York) Jets tres veces'", dijo el hijo del ex entrenador de los Miami Dolphins, Don Shula, sobre el equipo de los Dolphins de 1982 que venció a los Jets dos veces en el temporada regular y nuevamente en los playoffs de camino al Super Bowl.

Luego, el coordinador ofensivo de Carolina Panthers hizo una retrospectiva y recordó la temporada de 1994 cuando los Chicago Bears evitaron una barrida de tres juegos contra los Minnesota Vikings.

Los Vikings ganaron 42-14 y 33-27 durante la temporada, pero en el juego de postemporada los Bears ganaron 35-18.

Es casi idéntica a la situación que Shula y los Panthers (11-5) enfrentan el domingo en New Orleans cuando intentarán vencer a un equipo de los Saints (11-5) que los doblegó 34-13 y 31-21 durante la temporada.

"Fue difícil", recordó Shula sobre evitar la barrida cuando era entrenador de alas cerradas en Chicago.

La creencia en estas situaciones es que es difícil vencer a un equipo tres veces en una temporada, pero la historia muestra que es más viable de lo que podría pensarse.

Esto ha ocurrido en 13 de 20 ocasiones desde la fusión de la liga en 1970.

Shula tuvo la suerte de formar parte de un equipo que fue contra la tendencia. No podrá explicar el por qué y tampoco qué equipo debería tener ventaja en el tercer juego, aunque cree que la defensiva es la que pueda sacar mayor provecho.

"Nos conocen tan bien como nosotros a ellos", dijo Shula.

Lo comparó con una serie al mejor de siete en el básquetbol en la que los equipos hacen ajustes de un juego a otro.

"Debemos tener ese tipo de mentalidad", dijo, refiriéndose a cómo los Panthers están preparándose para esta "revancha".

El mayor desafío para los Saints recae en si chocarán con el equipo que ha sido inconsistente y lleno de entregas o el que jugó eficientemente en las victorias ante los New England Patriots y Minnesota.

"Tuvieron algunos juegos en los que perdieron de fea forma, pero también superaron a equipos realmente buenos", dijo el tackle defensivo de New Orleans, Tyeler Davison. "Tenemos que desechar esas derrotas y contar con que darán su mejor versión.

"Ya los vencimos dos veces, y sabemos que están molestos por eso, pero no podemos dejar que eso cambie nuestro plan para este juego".

Los Saints confían en haber doblegado a los Panthers dos veces, pero saben que no debe convertirse en exceso de confianza.

"Obviamente, te da cierta confianza el hecho que ya has vencido a este equipo dos veces", dijo el tackle defensivo Sheldon Rankins. "Pero al mismo tiempo es una temporada diferente. Si perdemos, se termina. Si ganamos, seguimos adelante".

Estas fueron las claves más importantes para las victorias de New Orleans, y las cuatro áreas donde Carolina tendrá que mejorar para el tercer round:

Los Saints movieron a placer el ovoide por tierra: Los Panthers tuvieron la tercera mejor defensiva por tierra en la NFL este año, permitiendo 88.1 yardas por juego, pero los partidos en los que más yardas permitieron fue ante New Orleans: 149 yardas en la Semana 3 y 148 en la Semana 13.

Los Panthers fueron quemados por el dúo dinámico de New Orleans. El novato Alvin Kamara consiguió un touchdown de 25 yardas en la primera cita y otro de 20 yardas en la segunda. El veterano Mark Ingram también tuvo un acarreo de 72 yardas en la Semana 13.

Sin embargo, Carolina no es la única víctima. Los Saints ocuparon el quinto lugar en la NFL en yardas terrestres por juego (129.4) y fueron primeros en la NFL en yardas por acarreo (4.7), mientras que Kamara e Ingram se convirtieron en la primera dupla de corredores en la historia de la NFL que supera las 1.500 yardas.

"Su ataque terrestre es dinámico. Eso es lo primero que debemos detener ", dijo el coordinador defensivo de los Panthers, Steve Wilks.

Los Panthers ciertamente tienen los elementos para la tarea con un frente que incluye a los apoyadores Luke Kuechly y Thomas Davis, así como a los tackles defensivos Kawann Short y Star Lotulelei.

No pudieron presionar a Drew Brees: Parte del problema de los Panthers era que no convirtieron a los Saints en unidimensionales. Gran parte del éxito de los Panthers reside en presionar al mariscal de campo. Se clasificaron terceros en la liga con 50 capturas durante la temporada regular.

Pero a Brees solo lo capturaron tres veces en dos partidos y no pudieron interceptarlo. También completó el 75 por ciento de sus pases.

"Es uno de esos tipos que da dos pasos [y se deshace del ovoide]", dijo el ala defensiva de los Panthers, Mario Addison. "No le gusta que lo golpeen, por lo que lanzará el ovoide muy rápido. Así que tenemos debemos apresurarnos para llegar a él".

Los pases rápidos de Brees obligan a un cambio en el esquema de Wilks. El énfasis será en tener defensivos que aseguren el tacleo para limitar las yardas tras la recepción.

Saints contuvieron a Cam Newton: Por otro lado, la defensiva de los Saints hizo un mucho mejor trabajo al presionar al mariscal de campo rival, quien completó 34 de 53 pases (64 por ciento) para un total de 350 yardas en los dos partidos.

Newton fue mucho menos efectivo en el primero de los dos choques. Fue interceptado tres veces y capturado cuatro veces.

Tampoco pudo mover el balón por tierra, tres acarreos para 16 yardas y un touchdown, cuando todavía estaba rehabilitándose de una cirugía de hombro a la que se sometió en la temporada baja.

En el segundo enfrentamiento, Newton tuvo dos touchdowns sin intercepción y fue capturado un par de ocasiones. Corrió seis veces para 51 yardas, pero 32 de ellas llegaron en un acarreo cuando ya iban abajo 31-14.

"No permitas que Cam corra por todos lados y tome control del juego con su brazo y sus piernas", dijo Rankins, quien explicó que New Orleans lo hizo con éxito mezclando las cosas. "Debes disfrazar algunas coberturas, diferentes esquemas, y presión desde diferentes puntos. Eso no le permite saber dónde está llegando la cobertura, quién viene, quién no. Creo que si puedes mantener a Cam siempre alerta, definitivamente te da la mejor oportunidad de ganar.

"Pero vamos a tener que salir y demostrar que podemos hacerlo por tercera vez".

Pérdidas de balón, como siempre: los entrenadores y los jugadores siempre señalan esto como la mayor diferencia. Los Saints ganaron la batalla en el primer juego (3-0) y empataron (1-1) en la revancha.

Los Saints acabaron el año con un diferencial positivo de 7. Los Panthers finalizaron con -1.

Carolina tampoco enfrentó al esquinero novato Marshon Lattimore por lesiones. El egresado de Ohio State tiene 5 intercepciones, 1 balón suelto y 18 pases defendidos en 13 juegos, lo que lo convierte en el favorito para el Novato Defensivo del Año de la NFL.