10 Predicciones para la Temporada 2018: Super Bowl LII incluido

El Super Bowl LII apenas terminó. La celebración de los Philadelphia Eagles va para largo, pero eso no es lo que importa aquí.

Estamos al inicio de un largo y tortuoso periodo de siete meses sin futbol americano. La temporada 2018 está a más de medio año de distancia y uno ya desea ver qué sucederá.

Para eso estamos aquí.

Echamos un vistazo a nuestra bola de cristal y vimos muchos de los sucesos clave de la próxima campaña de la NFL para que tengas que esperar a que éstos se desarrollen y estas predicciones están 100 por ciento garantizadas que pasarán.

Ahora, vayamos a las 10 atrevidas predicciones para la temporada 2018 de la NFL.

1.- El quarterback y agente libre Kirk Cousins firma con los Jets

Es un contrato por seis años y $186 millones con $100 millones garantizados, incluidos $75 millones totalmente garantizados al firmar el acuerdo. Los Jets le ganaron a los Browns, Jaguars y a sus rivales de la división, los Bills, la carrera por Cousins, quien se convierte en el jugador mejor pagado en la historia de la NFL tras llegar al mercado de la agencia libre luego de dos temporadas de ser el jugador franquicia de Washington.

Entonces, Cousins guía a los Jets a terminar con marca de 10-6 y a asegurar un boleto a Playoffs como equipo comodín.

2.- Odell Beckham Jr. se asuenta al menos un juego de temporada regular

La situación contractual de Beckham va a ser engañosa para los Giants, que tienen la opción para retener al receptor en 2018 y no tienen prisa por darle la extensión que el receptor desea, luego de recuperarse de una lesión en el tobillo que le costó casi toda la temporada de 2017. Sin el interés de salir al campo sin un nuevo contrato, Beckham se queda en California durante todo el campamento de entrenamiento y al estilo Aaron Donald, no juega el primer partido del calendario regular como protesta.

El nuevo coach Pat Shurmur y Eli Manning insisten en que pueden sobrevivir con Sterling Shepard y Evan Engram como sus receptores primarios, pero se equivocan.

3.- Hay al menos cinco nuevos equipos en Playoffs: los Jets, Chargers, Raiders, Packers y 49ers

Jimmy Garoppolo ayuda a San Francisco a tomar un lugar en Playoffs como comodín con un sólido inicio de temporada regular y un furioso cierre. Aaron Rodgers regresa y pone a Green Bay de regreso a donde pertenece. Philip Rivers tiene otro gran año que ofrecer y esta vez, los Chargers no inician 0-4. El regreso de Jon Gruden revitaliza a un equipo de Raiders que debió haber sido mejor de lo que fue en 2017. Y ya supieron sobre los Jets.

Los dos equipos de la AFC que repiten en Playoffs son, claro, Steelers y Patriots. La bola de cristal es más clara que en la NFC, donde no le es posible decir si los Rams repiten o los Cowboys pueden regresar a Playoffs.

4.- Le'Veon Bell firma una extensión de contrato con los Steelers

El nuevo acuerdo de Bell está cargado para cobrarse al inicio, pero le garantiza más de $25 millones y promedia más de $12 millones por año. No es el mega contrato que Bell había soñado, pero provoca que el valor de los corredores en el mercado se dispare.

Tras ausentarse del campamento de entrenamiento en 2017 por la disputa contractual, Bell se presenta a tiempo en 2018 y es clave en el desempeño ofensivo de los Steelers.

5.- Josh Allen es la primera selección colegial en el Draft… pero no es titular en 2018

Los Browns toman al quarterback de Wyoming como la primera selección global del Draft para pasar al menos un año detrás de A.J. McCarron, a quien adquieren cuando no pueden firmar a Cousins. A McCarron no le agrada mucho la idea de jugar con una primera selección colegial detrás, pero su reunión con el coach Hue Jackson –su ex coordinador defensivo en Cincinnati—hace la situación menos desagradable.

Además, si puedes ganar un par de juegos con los Browns, piensen en lo atractivo que es eso para tus futuros jefes.

6.- Seis equipos más cambian de entrenador en jefe tras la temporada 2018

Esos equipos son Baltimore, Cleveland, Denver, Washington, Tampa Bay y Seattle, lugar este último donde el coach de 67 años, Pete Carroll, decide retirarse tras una segunda temporada consecutiva sin ir a Playoffs.

7.- Nick Foles guía a los Eagles a un inicio de 3-1 mientras Carson Wentz continúa su rehabilitación

Philadelphia llega a la temporada como uno de los favoritos para ganar el Super Bowl, aunque la NFC Este no ha tenido un equipo que repita como campeón en 14 años.

Las dudas sobre el regreso de Wentz tras sufrir la rotura del ligamento anterior cruzado dominan el receso de temporada en Philadelphia, pero Foles las aclara con un sólido arranque que pone a los Eagles en posición de repetir como campeones divisionales una vez que Wentz esté sano y regrese a la acción. En septiembre, el calendario es benévolo con juegos ante los Buccaneers, Colts y Giants.

8.- Andrew Luck regresa y juega los 16 partidos para los Colts

Luck luce como muy buen candidato para vencer a J.J. Watt, David Johnson, Aaron Rodgers y otros en una de las nominaciones con más candidatos a ganar el premio Regreso del Año en la historia.

9.- La NFL cambia la regla de recepción para aplacar a los aficionados y aumentar el número de anotaciones

En serio, no hay forma de que a la liga le guste que se borren touchdowns por una regla que confunde y molesta a los aficionados como ninguna otra. Esperen en este receso de temporada una gran discusión en el comité de competencia que resulte en una gran modificación que ofrezca más indulgencia sobre si un jugador completó un pase.

Probablemente sea demasiado esperar que haya sentido común para que la NFL relaje el extenso uso que le da a la repetición instantánea, pero nuevos lineamientos resultarán en menos recepciones anuladas porque “el balón tocó el piso”.

10.- Los Saints vencerán a los Steelers en el Super Bowl LIII

Frustrados tras ser eliminados en la Ronda Divisional de los Playoffs de la temporada 2017, New Orleans y Pittsburgh dejan rápidamente el pasado atrás y llegan al Super Bowl en Atlanta. Es el segundo Super Bowl consecutivo en el que uno de los equipos tiene a un quarterback de 40 o más años de edad y Drew Brees no decepciona, al conectarse con Michael Thomas para el touchdown del triunfo con 24 segundos por jugar.