Por contrato, se queda la estatua de Jerry Richardson en Carolina

Jerry Richardson se vio obligado a vender su franquicia en medio de un escándalo de conductas sexuales y racistas en el lugar de trabajo. AP Photo

CHARLOTTE -- El nuevo propietario de los Carolina Panthers, David Tepper, dijo que, aunque aceptará nada menos que un ambiente de trabajo "abierto y seguro", está "obligado contractualmente" a mantener una estatua de 13 pies de altura del ex dueño y fundador del club, Jerry Richardson, en el exterior del estadio del club.

Tepper, quien fuera presentado como el nuevo propietario de Carolina este martes, dijo que mantener la estatua en su sitio fue parte del acuerdo cuando compró a la franquicia.

Richardson vendió al equipo luego de que su reputación se viera manchada después de que surgieran en diciembre reportes respecto a conductas inapropiadas de índole sexual y racista en el lugar de trabajo. La liga más tarde confirmó los reportes tras una investigación de seis meses y multó a Richardson con 2.75 millones de dólares.

Eregida en el 2016, la estatua representa a Richardson sosteniendo un balón en medio de dos panteras.

Tepper también reiteró que Charlotte es el lugar "lógico" para los Panthers, pero señaló que nuevas instalaciones para entrenar son una necesidad.