Mike Tomlin y Ben Roethlisberger cuestionan discrepancia de oficiales

play
Lalo Varela da su top 3 de mariscales de campo en la primera jornada (2:26)

Tom Brady, Sam Darnold y Aaron Rodgers, los destacados. (2:26)

PITTSBURGH -- La NFL indicó que sus oficiales castigaron erróneamente a Myles Garrett, ala defensivo de los Cleveland Browns, por rudeza al pasador, pero a los Steelers les gustaría ver la misma transparencia en otra acción que afectó el empate del domingo entre ambos equipos.

Los oficiales revisaron, pero fallaron al no darle a los Steelers un balón suelto recuperado en una patada de despeje en el cuarto periodo, pese a que el ovoide rebotó en el casco del corredor de los Browns, Nick Chubbs, quien cubría la patada. El safety de Pittsburgh, Sean Davis, recuperó el balón, pero, pese a que el coach Mike Tomlin pidió revisar la acción, los oficiales decretaron simplemente que Davis mató el balón donde lo tocó.

“¿Por qué no corrigieron esa jugada? No tengo idea. Pregunten en New York”, dijo Tomlin en su conferencia de prensa semanal el martes. “Se sintieron bien al hablar del que el golpe a Ben no fue apropiadamente marcado. Me interesaría ver comentarios sobre esa jugada (la patada de despeje). No he tenido tiempo de preguntar, porque he estado ocupado preparándome para Kansas City Chiefs”.

La NFL no ha comentado nada sobre la patada, pero el director de oficiales de la liga, Al Riveron, explicó a NFL Network esta semana qe Garrett no puso todo el peso de su cuerpo sobre Ben Roethlisberger tras derribarlo al inicio del segundo cuarto.

El castigo de Garrett anuló un pase incompleto en tercera y siete que precedió a un touchdown en la siguiente jugada. La liga implementó nuevas reglas en el tacleo para elevar la seguridad de los jugadores.

Roethlisberger dijo en su programa de radio semanal que no tenia problema con el golpe, sólo con que la liga lo haya corregido un día después sin hablar de la patada de despeje. Varios jugadores de los Steelers vieron el rebote en el casco de Chubbs y el safety de los Browns, Jabrill Peppers, rápidamente fue por el balón antes de que Davis lo recuperara.

“No lo entiendo. ¿Por qué necesitan salir y decir eso?”, cuestionó Roethlisberger sobre la acción de Garrett. “No dijeron nada sobre el rebote del balón en el casco (de Chubbs). ¿Acaso salen a explicar cada mala decisión que toman en los juegos? No lo entiendo con esa jugada (la patada) en particular, tienen que salir y explicar que estuvo mal”.

Roethlisberger dijo que se ha decepcionado con el creciente número de castigos en la liga. El duelo entre Steelers y Browns tuvo 23 pañuelos para 2013 yardas, mientras que el duelo entre Falcons y Eagles tuvo 26 para 236 yardas.

“Los castigos son más de 20. Cada jugada es un castigo”, dijo Roethlisberger sobre la Semana 1. “Creía que la razón para revisar jugadas era para corregirlas. Esa pelota pegó en el casco del jugador en esa patada de despeje. Fue alocado”, concluyó el pasador.