Jay Gruden sobre Reuben Foster: Dejaremos que el proceso legal siga su marcha

ASHBURN, Va. -- Jay Gruden, coach de los Washington Redskins, dijo que el equipo comprende las críticas por haber reclamado de waivers los derechos del linebacker Reuben Foster, pero que la franquicia está contenta con dejar que la NFL investigue la situación del jugador antes de tomar una decisión sobre su futuro con ellos.

Los Redskins reclamaron a Foster el martes, tres días después de su arresto en Tampa por acusaciones de violencia doméstica y dos días después de ser cortado por los San Francisco 49ers.

Foster estuvo en Redskins Park el miércoles, se sometió a un examen físico y se reunió con varios ex compañeros en la Universidad de Alabama. Al ser colocado por el comisionado en la lista de Excepciones de la NFL, Foster no puede entrenar o jugar con el equipo, pero tiene permitido estar en las juntas.

“(Reuben) tiene mucho qué hacer antes de que siquiera piense sobre algo como ser parte de los Redskins”, dijo Gruden. “Tiene que lidiar con la NFL, tiene que lidiar con las autoridades, tiene que lidiar con nosotros. También mantenemos unos estándares muy altos.

“Sólo queremos llegar al fondo de lo que sucedió. Eso es todo”, agregó.

La lectura de cargos de Foster se retrasó al 3 de enero, lo que significa que, al menos, no jugará en el resto de la temporada regular.

Los Redskins ni hablaron con nadie en la policía de Tampa o la presunta víctima. El martes, en un comunicado, el vicepresidente senior de personal de los Redskins, Doug Williams, dijo que el equipo tuvo “cándidas” conversaciones con compañeros del linebacker en Alabama que están en Washington.

Los Redskins tienen a siete ex jugadores de Alabama en su roster, incluidos dos en la lista de reservas lesionados. Dos de llos, el liniera defensivo Jonathan Allen y el safety Ha Ha Clinton-Dix, dijeron que no hablaron con nadie en la organización sobre Foster, ni con el dueño Dan Snyder ni con el presidente del equipo, Bruce Allen, ni con Williams.

Además de Clinton-Dix y Allen, los linebackers Ryan Anderson y Shaun Dion Hamilton, así como el ala defensivo Daron Payne, jugaron con Foster en el Crison Tide.

“Nadie habló conmigo. No fui uno de ellos”, dijo Allen sobre las charlas que mencionó Williams.

Foster ha tenido una relación activa y de rompimientos con la víctima, Elissa Enis, durante tres años. El del fin de semana no fue su primer incidente doméstico. El 11 de febrero, el linebacker fue arrestado bajo la sospecha de violencia doméstica y posesión de un rifle de asalto y en su baño se descubrió un rifle Sig Sauer 516 cargado. La acusación de violencia doméstica fue retirada en mayo, cuando Ennis cambió la declaración de que Foster la había golpeado, sin embargo, al jugador le dieron dos años de libertad bajo palabra, periodo en el que no puede poseer un arma.

Foster cumplió una suspensión de dos juegos al comienzo de la actual temporada por un arresto por posesión de mariguana en enero. También falló un examen antidroga en el Scouting Combine de la NFL en 2017. También fue enviado de regreso a casa por una discusión a gritos con un empleado de hospital.

Foster fue considerado uno de los mejores 10 talentos en el colegial, pero sus problemas fuera del campo y preocupaciones médicas lo hicieron caer a la selección colegial 31.

De cualquier forma, a los Redskins siempre les agradó Foster desde el draft de 2017. Una fuente dijo que hubo un fuerte debate sobre reclutarlo a él en lugar de Allen con la selección global 17, aunque Allen estaba ubicado mucho alto en las calificaciones de los Redskins.

Gruden dijo que los Redskins reclamaron a Foster en vez de esperar el desarrollo de la situación, porque no sabían si alguien más lo hubiera llamado. Si Foster juega para Washington, el equipo puede controlarlo por tres años. El linebacker tiene dos años por cumplir en su contrato original como novato con San Francisco; los Redskins podrían hacer válida la opción para un quinto año, además de que el impacto de Foster en el tope salarial no excede el $1.6 millones en ninguna de las próximas dos temporadas.

“Al final del día, tomamos la decisión y lidiaremos con la crítica, por así decirlo, pero, por la mayor parte, este es un joven atleta, una persona joven que se metió en problemas y queremos averiguar exactamente qué sucedió”, dijo Gruden.

Si Foster es absuelto legalmente y por la NFL, Washington lo usaría en un rol similar al de Zach Brown. A los Redskins les gusta la velocidad y cuerpo de Foster, pero quisieran que alguien más tome y reparta las señales en la defensiva.

“Francamente, no sabemos si va a tener una segunda oportunidad. (Reuben) tiene que ir por un proceso con la liga, con la policía. Individualmente, va a tener ayuda y consejos, obviamente y esto es antes de que la NFL termine con él. Así que entendemos que será un largo proceso para él”, sentenció Gruden.