Chargers establecen marcas en victoria de playoffs sobre los Ravens

La dramática victoria de Los Angeles Chargers en el M&T Bank Stadium sobre los Baltimore Ravens estableció un par de marcas para partidos de playoffs.

La defensiva los Bolts capturó en siete ocasiones al mariscal de campo de los Ravens, Lamar Jackson, quien se convirtió en el pasador novato más capturado en un partido de postemporada en la historia de la NFL.

Las seis capturas sobre Jackson superan la marca previa de cinco establecida por Russell Wilson y Shaun King.

Wilson fue capturado cinco veces durante la victoria de los Seattle Seahawks, 24-14 sobre los Washington Redskins en la Ronda de Comodines del 2012; por su parte, King también fue capturado cinco veces en la derrota de los Tampa Bay Buccaneers en el Juego por el Campeonato de la NFC en 1999 ante los St. Louis Rams.

Jackson fue capturado dos veces por Melvin Ingram, Desmond King, Justin Jones, Joey Bosa e Isaac Rochell; la última captura del juego de Uchenna Nwosu despojó del balón a Jackson para que los Chargers recuperaran en los segundos finales sellando su victoria.

También, el pateador Michael Badgley estableció un récord de franquicia al conectar cinco goles de campo en seis intentos, superando los cuatro goles de campo convertidos por Nate Kaeding en la derrota durante el Juego por el Campeonato de la AFC del 2007 ante los New England Patriots.

Los goles de campo de Badgley fueron de 21, 53, 40, 34 y 47 yardas, respectivamente.