Con variedad de opciones, las ofensivas facilitan el trabajo de sus defensivas

Balance entre el juego aéreo y el terrestre, acciones explosivas, jugadas rotas que terminan en grandes ganancias de yardas o metódica disección de la defensiva. Lo que fuera necesario para intentar acabar con la voluntad del rival en turno

Esos fueron los recursos ofensivos en la Ronda Divisional de los equipos que, por su potencial ofensivo, naturalmente encontrarían la forma de poner contra las cuerdas a sus rivales.

Los Kansas City Chiefs, Los Angeles Rams, New England Patriots y New Orleans Saints jugaron partidos redondos con ofensivas que, de antemano, sabíamos que anotarían rápido y con frecuencia. Lo que no anticipábamos era que sus defensivas tuvieran actuaciones tan sólidas para concluir la obra.

Sólo los Saints tuvieron que venir de atrás en el marcador, pero fue su defensiva la que marcó el inicio de su remontada con una intercepción que prácticamente marcó el principio del fin para Nick Foles y los Philadelphia Eagles desde los primeros minutos del segundo cuarto.

En ese momento, la defensiva de los Saints se convirtió en una muralla infranqueable que le permitió a Drew Brees y compañía trabajar con comodidad.

En agradecimiento, Brees y su ofensiva le dieron a su defensiva un descanso de 11 minutos y 29 segundos tras recorrer 92 yardas en 15 jugadas y concluirla con un touchdown. Esa serie ofensiva es la más larga en tiempo en los últimos 20 años, de acuerdo a ESPN Stats & Information.

Durante la temporada regular, las defensivas de Chiefs, Rams y Saints fueron duramente criticadas por no respaldar con un buen nivel el explosivo o eficiente nivel de sus ofensivas y parecían destinadas a ser las responsables del colapso de estos equipos en temporada regular o Playoffs.

A diferencia de Tom Brady, quien tuvo un mejor respaldo defensivo, Patrick Mahomes, Jared Goff y Brees parecían obligados a guiar a sus ataques a anotar al menos 30 puntos cada semana, porque sus defensivas no tenían la capacidad de frenar a nadie.

De los cuatro equipos en las finales de conferencia, la defensiva de los Patriots fue la más eficiente en puntos permitidos por juego al ubicarse séptima en la liga con promedio de 20.3. La de los Saints fue la 14 con 22.1, la de los Rams terminó en el lugar 20 con 24.0 y la de los Chiefs en el 24 con 26.3.

De ahí que, en este orden, Chiefs (35.3), Rams (32.9), Saints (31.5) y Patriots (27.3) terminaran como los equipos con mejor promedio de puntos anotados por juego en 2018. A mayor cantidad de puntos recibidos, mayor la necesidad de anotar.

Sin embargo, en la Ronda Divisional, las defensivas de estos equipos se comportaron a la altura y superaron las expectativas, pero su no anticipa duelos de pocos puntos en las finales de conferencia.

En los duelos de temporada regular, Chiefs y Patriots anotaron 83 puntos de forma combinada y Rams y Saints 80. De acuerdo a ESPN Stats & Information, estos partidos duelos son los que más puntos combinados registraron entre equipos que vuelven a enfrentarse en Playoffs.

Las marcas anteriores las tenían los Tennessee Titans y Oakland Raiders, que en temporada regular de 2002 anotaron 77 puntos y se combinaron para 65 en la Final de la AFC, seguidos de Green Bay Packers y Atlanta Falcons, que en 2016 se combinaron para 65 puntos en la campaña regular y anotaron la misma cantidad en la Final de la NFC.

Ahora, la prueba de estas defensivas es contener a potentes ataques que cuentan con una amplia variedad de opciones para anotar y que, irónicamente, facilitan el trabajo de sus propias unidades de defensa.