Bill Belichick: Nadie ha trabajado más fuerte que Julian Edelman

Bill Belichick, entrenador en jefe de los New England Patriots, destacó la evolución de Julian Edelman, quien fue elegido como el Jugador Más Valioso del Super Bowl LIII, luego de que regresó de una lesión que lo marginó la temporada pasada, además de que a nivel colegial se desempeñó como mariscal de campo y no como receptor.

“Nadie ha trabajado más fuerte que Julian (Edelman) para desarrollar sus habilidades porque no tuvo esa experiencia (como receptor) a nivel colegial.

“Julian representa la determinación, deseo y la capacidad de trabajar bajo presión. Es del molde de los mejores jugadores de los Patriots. Lo llevamos a hacer pruebas un par de ocasiones. Atrapó pases, devolvió patadas, jugó a la defensiva y era algo que nunca había hecho antes”.

Edelman, quien se convirtió en el séptimo receptor en recibir el premio como Jugador Más Valioso del Super Bowl, recordó cuando llegó a New England en el 2009, luego de su pasó como mariscal de campo en Kent State.

“Llegué a través de los equipos especiales ya que fue lo que me dio la oportunidad de llegar a la liga y de repente llegué a la ofensiva y cambias la mentalidad, enciendes un nuevo switch y de repente te sorprendes estudiando a jugadores como (Aqib) Talib, (Nickell) Robey-Coleman, (Marcus) Peters entre otros”, declaró Julian quien además habló sobre lo que vivió tras la rotura del ligamento cruzado en su rodilla derecha.

“Cuando te lesionas, compites ante ti mismo para ir paso a paso para obtener confianza, empiezas a rezar para tomar ritmo y de repente ya estás pensando en cómo jugar y entrenar, pero ahorita realmente no puedo pensar en eso”.

El receptor reveló las palabras que le dijo Tom Brady luego de ganar el sexto Super Bowl en la historia de la franquicia y eligió la última jugada del partido como su predilecta del enfrentamiento por el campeonato contra los Rams.

“Sólo me dijo que estaba orgulloso de mí. Él ha sido una persona increíble para aprender. Es increíble, un tipo de familia y es uno de esos líderes que hace cosas que pocos hacen por ti. Mi jugada favorita fue cuando pusimos rodilla en la tierra. Le dedico esto a mi hija, mi papá, mi mamá, mi familia, a la gente que ha estado en mi esquina en los momentos difíciles”.

Por último, Belichick agradeció el apoyo que recibieron en Atlanta, donde los hicieron sentir como en el Gillette Stadium.

"Quiero agradecerle a todos nuestros aficionados porque prácticamente nos sentimos como en casa y eso no pasa muy seguido en un Super Bowl", finalizó.