Antonio Brown estuvo involucrado en problema de violencia doméstica

Antonio Brown se perdió el último partido de la temporada regular con los Pittsburgh Steelers. Icon Sportswire

Antonio Brown, receptor de los Pittsburgh Steelers, estuvo involucrado en una disputa doméstica en enero, confirmó el departamento de policía de Hollywood en Florida a ESPN el martes.

La agrupación, que investigó el problema, indicó que no habría comentarios adicionales hasta que existan más detalles, de acuerdo con la vocera Miranda Grossman.

"Los alegatos no tienen fundamentos y son falsos", manifestó Darren Heitner, abogado de Brown a través de un comunicado a ESPN. "Es desafortunado que la media esté utilizando estas distracciones y otras historias para ensuciar el nombre y la reputación de mi cliente. No tenemos más comentarios".

Es el segundo problema de este tipo que tiene Brown en el Sur de Florida, donde nació y creció.

En octubre, encaró un par de demandas por un incidente de abril ya que supuestamente le gritó a un guardia de seguridad y aventó artículos desde el balcón de un departamento, de acuerdo a documentos que obtuvo ESPN.

El guardián de un niño de 2 años presento un recurso ante la justicia por "provocar problemas emocionales y violencia" cuando estos objetos estuvieron cerca de golpearlo, de acuerdo con la corte del Condado de Miami-Dade.

Ambos están en proceso de ser resueltos.

Brown, de 30 años, ha sido uno de los jugadores más productivos de la NFL al establecer una marca de seis temporadas consecutivas de 100 yardas. Sin embargo, los Steelers están considerando canjearlo al no presentarse al entrenamiento previo a su último partido ante los Cincinnati Bengals.

Esa semana tuvo una discusión en la prácticas y, de acuerdo con varios reportes, el mariscal de campo Ben Roethlisberger estuvo involucrado.