Antonio Brown habría empujado a una mujer al suelo en enero pasado

El receptor abierto de los Pittsburgh Steelers, Antonio Brown, supuestamente empujó a la madre de su hija al piso el 17 de enero en Hollywood, Florida, de acuerdo a un reporte policiaco del incidente obtenido por ESPN.

El departamento de Policía de Hollywood admitió el martes que Brown estuvo involucrado en una disputa doméstica el mes pasado, pero que no había mayores detalles y que no habría más comentario hasta que los hubiera. Brown no fue arrestado.

El caso no se encuentra en la base de daros del departamento de policía. Al ser contactado este miércoles, el departamento de registros señaló que el caso sigue siendo revisado.

El incidente supuestamente habría ocurrido cuando la mujer dejó a la hija de Brown en su residencia y pidió se le devolviera dinero por la cita para el cabello de la niña. De acuerdo al reporte del incidente, la mujer e posicionó de tal modo que impidió a Brown cerrar su puerta principal, y Brown le informó que necesitaba dejar su residencia. Según la mujer, Brown utilizó ambas manos entonces para empujarla al suelo.

La mujer dijo a la policía que se lastimó la muñeca en la caída. La policía dijo que ella les mostró "una abrasión con algo de cicatrización".

La mujer se rehusó a completar una declaración de víctima, según la policía.

La NFL ha confirmado que está investigando el incidente.

El abogado de Brown, Darren Heitner, dijo en un comunicado el miércoles que "el reporte policiaco cerrado demuestra que Antonio Brown no hizo absolutamente nada mal". También dijo que Brown estaría buscando custodia total de su hija gracias al incidente.

"Desafortunadamente, los medios alegaron conducta inapropiada por parte de mi cliente en una 'disputa doméstica' cuando de hecho no ocurrió ninguna conducta inapropiada de su parte. La quejosa, quien es madre de la hija del Sr. Brown, admitió haberse rehusado a salir de la propiedad del Sr. Brown luego de que se le pidiera hacerlo, y de hecho se rehusó a quitarse de la puerta de su residencia personal. La quejosa no quiso aportar una declaración o levantar cargos, y pidió retractar su reporte luego de que se levantó", dijo Heitner.

"Los medios deben ser sujetos a un estándar más alto y podrían emitir una disculpa a mi cliente por lastimar su reputación sin causa y sin un reporte completo en su posesión. Adicionalmente, la queja involucró innecesariamente a la hija menor de mi cliente en su reportaje falso, causándole un daño irreparable a una menor. Por lo tanto, la abogada familiar de Antonio Brown, Jaclyn Soroka, estará interponiendo una promoción con la corte el día de hoy en busca de la custodia total de su hija".

Brown tiene cinco hijos, cuatro varones y una niña.

Se trata del segundo incidente legal de Brown en el Sur de Florida, donde nació y creció.

En octubre, enfrentó dos demandas de un suceso en abril durante el cual Brown supuestamente gritó a personal de seguridad y lanzó cosas de un balcón de departamento, según documentos obtenidos por ESPN.

Un guardián de un niño de 2 años está demandando a Brown por "intencionalmente infligir estrés emocional y agresión" luego de que objetos lanzados desde el piso 14 de las Mansions at Acqualina, casi golpearán al menor, de acuerdo a documentos de la corte en Miami-Dade County.

Esos casos están en proceso de resolverse.

En la mañana del 8 de noviembre, Brown fue citado por conducir a más de 100 millas por hora en Ross Township, Pennsylvania. Esa tarde, luego de la victoria de los Steelers en la Semana 10 sobre los Carolina Panthers, Brown declinó comentar al ser cuestionado por ESPN, luego dijo a compañeros que los reporteros no podían alcanzarlo mientras salía del vestidor. Antes de la campaña, Brown amenazó públicamente a un escritor de ESPN sobre una pieza examinando la intersección de la fama de Brown con su vida fuera del campo.

Brown, de 30 años de edad, ha sido uno de los jugadores más productivos de la NFL, con un récord para la liga de seis campañas consecutivas de al menos 100 atrapadas. No obstante, los Steelers consideran canjearlo luego de que no se presentara a trabajar el día previo al cierre de campaña regular, frente a los Cincinnati Bengals.

A inicios de esa semana, Brown se vio involucrado en una disputa en la práctica; de acuerdo a reportes múltiples, el quarterback Ben Roethlisberger estuvo involucrado en ese incidente.

El presidente del equipo, Art Rooney II, dijo a reporteros el mes pasado que algo había cambiado con Brown en la última semana de la temporada y no estaba seguro del por qué. Había intentado contactar a Brown sin éxito. El agente Drew Rosenhaus dijo a ESPN el 25 de enero que ha hablado con los Steelers para expresar la "postura" de Brown, pero no divulgó detalles.

"No hay muchas señales allá de que suceda un regreso", dijo Rooney II. "Pero como dije antes, no hemos tomado decisiones y nos tomaremos nuestro tiempo".