¿Dónde jugarán los Raiders durante la temporada del 2019?

ALAMEDA -- Mientras un equipo de Ligas Mayores en San Francisco tiene derechos territoriales en San Jose, un equipo de la NFL en Santa Clara es dueño de los terrenos territoriales en San Francisco. Y con la alcaldesa de San Francisco, London Brees, indicando que los Raiders "deberían jugar en Oakland" en su negativa a que la franquicia se mudara al Oracle Park de los San Francisco Giants por una temporada, la ciudad no tiene ningún problema en lanzarse a la caza del campeón de la NBA, Golden State Warriors, para arrancarlo de sus vecinos.

Tanto los Raiders como Warriors comenzaron su estancia en el área de la bahía en San Francisco, con los Raiders jugando en el Kezar Stadium en 1960 y Candlestick Park en 1961 y los Warriors en el Cow Palace y el Civic Auditorium de 1962 a 1968.

Y ahora que ya lo saben, bienvenidos a los extraños sucesos en el área de la bahía cuando se trata de equipos que cambian de sede, en general, y los Raiders que buscan un hogar para el 2019, en particular. Ustedes tienen preguntas, nosotros tenemos ideas y, con suerte, respuestas.

¿CÓMO LLEGAMOS AQUÍ?

Los Raiders, luego de ganar aprobación en abril del 2017 para mudarse a Las Vegas en el 2020, ejercieron sus opciones para permanecer en el Oakland Coliseum para las temporadas del 2017 y 2018. El dueño de los Raiders, Mark Davis, había dicho durante mucho tiempo que su primer deseo era seguir en Oakland en el 2019 y los Raiders tenían en la mesa una oferta de arrendamiento por 7.5 millones de dólares para una temporada final en el Oakland Coliseum. Esto después de haber triplicado su renta en los últimos años. Pero después que la ciudad de Oakland que anunció sus intenciones en diciembre de demandar a los Raiders y la NFL por la inminente mudanza del equipo al sur de Nevada, los Raiders retiraron su oferta, con Davis describiendo la demanda como "sin mérito y maliciosa" y señalando que "todas las opciones están abiertas" para su equipo en el 2019.

¿QUÉ ES LO MÁS RECIENTE?

Depende el día y la hora. Hace una semana, parecía que los Raiders llegarían a San Francisco para jugar en el estadio de béisbol de los Giants, que ha recibido partidos de fútbol americano en el pasado, desde la desaparecida XFL y un tazón colegial hasta una temporada completa de California. Sí, incluso si los Raiders tienen más abonados que la capacidad del estadio. Pero antes de poner los puntos sobre las íes, se corrió la voz que los San Francisco 49ers, que juegan a 43 millas al sur del Oracle Park en Santa Clara (el Oakland Coliseum está a 16 millas de distancia del Oracle Park al otro lado de la bahía), no cederían sus derechos territoriales a los Raiders. La compensación podría haber sido discutida, pero ¿eso no habría reforzado el caso de Oakland contra la NFL que sus equipos se pagan entre sí en un monopolio? De hecho, los Niners estarían más que contentos de recibir de recibir el dinero de la renta de los Raiders en el Levi's Stadium, que abrió sus puertas en el 2014 y fue construido para albergar dos equipos de la NFL. Sin embargo, a Davis no le gusta la idea y, bueno, el viaje bromeando hace algunos años que podría llegar más rápido a Los Angeles en avión que de Oakland a Santa Clara en auto en hora pico. Durante el fin de semana surgieron reportes que Oakland dijo a los Raiders que estaba dispuesta a volver a la mesa para negociar un acuerdo por un año, aunque oficiales del equipo no hicieron comentarios.

ENTONCES, ¿DÓNDE JUGARÁN LOS RAIDERS COMO LOCALES EN EL 2019?

Londres. Bueno, al menos un juego de local será en el nuevo estadio del Tottenham Hotspur, contra Khalil Mack y los Chicago Bears, en una fecha que será anunciada por la liga. En serio, otras ciudades de las que han surgido rumores o se han vinculado son Reno (Nevada); San Diego (otra mudanza que necesitaría otra votación de la liga); Glendale, Arizona (ver San Diego); Fresno, California (un regreso a casa para Derek Carr); y Tucson, Arizona (esperen, ¿qué?). Y en verdad esto es todo lo que sé con seguridad en este punto. Porque en realidad aconsejé a los Raiders irse de inmediato y mudarse a Las Vegas después de ganar la votación, para evitar esta larga e incómoda despedida. Eso es lo que planeaban hacer en el 2016, si su plan conjunto en Carson con los Chargers hubiese vencido la propuesta de los Rams de mudarse a Inglewood procedentes de St. Louis. Los Raiders habrían jugado de inmediato en el StubHub Center, mientras los Chargers habrían establecido su residencia en Los Angeles Memorial Coliseum. Desafortunadamente, la idea de Las Vegas habría hecho que los Raiders se establecieran en el Sam Boyd Stadium de la UNLV mientras su nuevo estadio techado con capacidad para 65,000 aficionados abría sus puertas en el 2020 y se realizaban mejoras sólo para tenerlo listo para la NFL, pero con la intención de convertirlo en una instalación permanente para los Raiders. Sin embargo, un gran acuerdo con la ciudad de Henderson, Nevada, con 55 acres por 6.05 millones de dólares para construir un moderno estadio fue la ganadora. En este punto, que los Raiders hagan negocios con una entidad de que los demanda y volver a Oakland parece ser el camino a seguir. Lo que plantea la pregunta...

¿QUÉ TAN LEJOS ESTÁN LOS RAIDERS DE ENCONTRAR UN HOGAR?

La NFL quería saber a más tardar en febrero, para fines de diseñar el calendario, donde jugarán los Raiders este otoño y, bueno, aquí estamos en la segunda semana del segundo mes. Sí, parece contraproducente, y si bien es un mundo distinto, consideren esto: los Raiders no ganaron aprobación de la corte para mudarse de Oakland a Los Angeles en 1982 hasta MAYO. Y no anunciaron la mudanza de vuelta a Oakland en 1995 hasta JUNIO. Así que de hecho están adelantados, desde cierto punto de vista, incluso si practicaban en Alameda durante la semana y viajaban a Los Angeles para jugar como locales en 1982 y después entrenaban en Los Angeles durante la Semana y viajaban a Oakland para jugar en casa en 1995. Ah, y los Raiders seguirán practicando en Alameda en el 2019 antes de irse a Henderson en la primavera del 2020.

ENTONCES, ¿SERÁ OAKLAND?

Tiene más sentido hoy. A menos que sea Santa Clara. Y antes que la historia se convierta en una de los Raiders y Davis volviendo a Oakland con sus colas entre las patadas, recuerden lo que Davis dijo a ESPN.com en noviembre, reiterando su deseo de permanecer en Oakland en el 2019, aunque antes que la demanda se presentara. "Emocionalmente, diría, ¿para qué les daría [7.5 millones] en renta que van a utilizar para demandarme?", refirió. "Pero al mismo tiempo, si ellos nos respaldan, no puedo voltearme contra los aficionados. No puedo hacerlo. Y es una negociación terrible la que hago ahora. Me van a matar. Pero es como soy. Pero si se pone feo y no lo podemos resolver, tenemos opciones". Y aquí estamos. Abróchense los cinturones.