RGIII pronostica amplia mejoría de Lamar Jackson en su segundo año

Robert Griffin III cree que el avance de Lamar Jackson en su segunda temporada llegará de forma natural. Getty Images

OWINGS MILLS -- Cuando se trata de Lamar Jackson, pocos tienen una mejor perspectiva que Robert Griffin III.

Parte quarterback suplente y parte mentor, Griffin ha observado casi todos los pases que Jackson ha lanzado desde que llegara a los Baltimore Ravens como recluta de primera ronda la temporada pasada. Cree que el porcentaje de pases completos es una de las áreas donde mostrará mayor mejoría Jackson.

"Con Lamar, equiparo la precisión con simplemente conocer, experimentar y sentir el modo en que se juega a nivel NFL", dijo Griffin. "Algunos tipos son simplemente imprecisos. Tienen un brazo fuerte y no pueden atinar en el objetivo. Pero Lamar puede. Es un quarterback preciso. Lo hemos visto en las prácticas. Lo hemos visto a lo largo de todo el campamento de entrenamiento. Simplemente es que cuando llega el juego y las cosas suceden un poco más rápido, simplemente se trata de saber y sentirlo. Del primer año al segundo, no esperaría que su porcentaje de pases completos sea del 58 por ciento. Pero eso llega jugando".

La precisión ha sido una interrogante desde hace tiempo con Jackson, quien conectó en menos del 60 por ciento de sus pases en cada una de sus tres campañas en Louisville y finalizara con un porcentaje de pases completos de 58.2 por ciento en su primera campaña de NFL. Como novato, Jackson dio latigazos --como cuando conectó con el ala cerrada Mark Andrews en movimiento para touchdown de 68 yardas de visita ante Los Angeles Chargers-- pero también picó pases rutinarios al flat que quedaron enterrados, y otros balones se fueron por encima de sus receptores descubiertos campo abajo.

Algunos quarterbacks han pasado de ser pasadores esporádicos en colegial a quarterbacks más precisos en la NFL. Brett Favre, Carson Palmer, Matthew Stafford y Matt Ryan completaron, todos, menos del 60 por ciento de sus pases en la universidad antes de producir porcentajes de pases completos por arriba del 62 en la NFL.

Otros quarterbacks, específicamente algunos que han sido comparados con Jackson, han fracasado en su intento de mejorar su precisión. Michael Vick completó el 56 por ciento de sus pases en Virginia Tech y terminó con un porcentaje de pases completos de 56.2 por ciento en la NFL. Colin Kaepernick conectó el 58.2 por ciento de sus pases en Nevada y conectó el 59.8 por ciento de sus pases con los San Francisco 49ers.

Griffin espera que la precisión de Jackson se eleve junto a su nivel de confort. Cuando Jackson vea una cierta cobertura o carga, no pensará de más la situación como hizo de novato, e instintivamente sabrá dónde lanzar el ovoide gracias a la experiencia.

La mayor diferencia en esta temporada baja serán las repeticiones para Jackson. La temporada pasada, Jackson observó a Joe Flacco dirigir a la ofensiva de primer equipo durante la primavera y el verano. Con Flacco siendo canjeado a los Denver Broncos, habrá más oportunidades para que Jackson trabaje en su mecánica y trabajo de pies.

"Su desarrollo en el juego aéreo llegará naturalmente", pronosticó Griffin. "Esta temporada baja, será el QB1. Va a aprovechar al máximo sus repeticiones. Va a liderar a la ofensiva. Todas esas cosas que le pudieron haber costado como novato, naturalmente va a mejorar en ello. No tiene que forzar diciendo, 'Oh vaya, debo mejorar esto de inmediato'. Honestamente, no es su personalidad hacerlo así, de cualquier modo. Simplemente por la repetición y el trabajo, va a mejorar en esas áreas. Seguirá construyendo esa confianza con los jugadores, coaches, y al final con los aficionados que lo verán desarrollándose".

Aunque Jackson no completó el 60 por ciento de sus pases a nivel universitario, sí tendió a la alza en esa área. Sus porcentajes de pases completos fueron de 54.7 por ciento, 56.2 por ciento, y 59.1 por ciento.

La temporada pasada, Jackson fue uno de los pasadores de primer año más precisos. Su porcentaje de pases completos ranqueó segundo entre novatos en el 2018, únicamente por detrás de Baker Mayfield (63.8 por ciento) únicamente.

Pero en su primer partido de playoffs, Jackson no pudo completar siete de sus primeros 10 envíos frente a los Chargers. Finalizó con 14 de 29 intentos de pase (48.2 por ciento), que terminó siendo la actuación más imprecisa de la postemporada.

"[Los críticos] pueden seguir hablando", dijo Jackson en el programa "First Take" de ESPN a inicios de este mes. "Cuando empecé a jugar [en la Semana 11], realmente no tenía la química con los receptores titulares. Siempre estaba con los novatos y cosas así. Flacco fue capaz de producir con el equipo. Pero sentí que cada semana, fui capaz de progresar. Pero tendremos que ver el año que viene".

Los Ravens pueden ayudar a Jackson a convertirse en un pasador más consistente con sus movimientos de personal y modificaciones ofensivas. Jackson podrá tener más tiempo para lanzar si Baltimore mejora el interior de su línea ofensiva. Puede mejorar en el juego aéreo corto si los Ravens suman a un corredor con manos confiables, o si los coaches mandan más pases pantalla con los receptores.

Se tratará de un esfuerzo de equipo, la evolución de Jackson y el juego aéreo de los Ravens.

"Esa es la belleza de este lugar", dijo Griffin. "Están comprometidos con Lamar y con hacerlo del modo en que Lamar puede hacerlo. Eso significa que en el segundo año, no vas a cambiar y convertirlo en pasador de bolsillo. Haces lo debes hacer y mejorará desde el bolsillo, y será más difícil de frenar. Ansío ver lo que sucederá".