Abogados piden no publicar video de Robert Kraft

La defensa de Robert Kraft argumentó que la divulgación pública de evidencia en video en el caso de solicitud de servicios de prostitución contra el dueño de los New England Patriots invadiría su privacidad, al tiempo que un fiscal estatal reconoció que no hay pruebas de tráfico de personas en el spa que visitó Kraft.

William Burck dijo al juez del condado de Palm Beach que la publicación del video sólo satisfice un "interés lascivo" durante una audiencia realizada en parte para determinar si los medios de comunicación --incluyendo ESPN-- podrían ofrecer argumentos en el caso.

Los investigadores señalaron inicialmente que estaban buscando tratantes de blancas, sin embargo, el fiscal del estado asistente Greg Kridos dijo al juez que no había evidencia de trata de personas en el spa 'Orquídeas de Asia' en Jupiter, Florida.

Burck refirió que las acusaciones de tráfico de personas tanto de la policía como del fiscal estatal Dave Aronberg habían sido "politiqueo" y que sumaron un posible daño a la privacidad de Kraft al publicar pruebas en video al tiempo que también ponen en riesgo su derecho a un juicio justo por dos cargos de solicitar servicios de prostitución.

La policía de Jupiter obtuvo una orden de registro para grabar en secreto en el spa 'Orquídeas de Asia'. La policía dice que las cámaras capturaron a Kraft en dos ocasiones pagando para tener relaciones sexuales con empleadas del spa en enero. Kraft fue uno de los cerca de 300 clientes acusados en una investigación realizada en múltiples condados que también dio como resultado el cierre de 10 centros de masajes y que sus dueños enfrenten cargos graves por prostitución.

Los abogados de los medios de comunicación aseguran que las versiones editadas de las pruebas en video deben divulgarse por interés público y el juez Leonard Hanser refirió que concedería su petición para intervenir en el caso.

El juez dio a las partes como fecha límite hasta el martes para presentar documentos adicionales.

Los abogados de Kraft afirman que los videos son una invasión ilegal a la privacidad y no es necesario que sean publicados porque las declaraciones juradas describen los actos que tuvieron lugar. Están buscando una petición para suprimir los videos, argumentando que también arriesgarían las posibilidades de un juicio justo.

Información de AP fue utilizada en la redacción de esta nota.