Cristiano Ronaldo fue reconocido como el Mejor Jugador de Europa

MADRID -- Cristiano Ronaldo se lleva el premio. La temporada del portugués ha iniciado con la conquista del premio al mejor jugador de la UEFA, mismo que le fuera entregado este jueves tras el sorteo de la fase de grupos de la Champions League celebrado en Mónaco, luego de proclamarse campeón de la máxima competición continental con el Real Madrid y ganar la Eurocopa con Portugal.

Ronaldo se impuso en la votación a su compañero Gareth Bale, y al francés Antoine Griezmann, jugador del Atlético de Madrid, para recibir el galardón por segunda ocasión igualando así a Lionel Messi, el gran ausente en este año. El atacante merengue se convirtió, a los 31 años y seis meses, en el jugador de mayor edad en recibir el premio.

El reconocimiento al jugador luso causó poca sorpresa, pues era el gran favorito en la terna, tras una temporada 2015-2016, en que si bien estuvo lejos de ser enmarcada por decenas de récords como las dos campañas anteriores, mantuvo la constancia en su impresionante cuota goleadora, registrando 51 tantos en total, 35 de ellos en Liga y 16 en Champions League.

Así, Cristiano Ronaldo se convirtió en el único jugador que ha superado la barrera de los 50 goles y 30 anotaciones en Liga por sexta temporada consecutiva. También fue el máximo goleador de la Champions League con 16 tantos, quedándose a tan solo uno de igualar su propio récord como máximo goleador histórico en una sola temporada.

Ronaldo, que ya había logrado convertirse en el máximo anotador histórico del Real Madrid y la Champions League un año antes, culminó la temporada con 93 tantos en la competición europea a tan solo siete tantos de convertirse en el primer ‘centenario’ en la historia del torneo, al parecer, su siguiente meta individual.

Pero a pesar de sus números, le han llovido críticas. Ronaldo, que por fin ha conquistado un título grande con la selección de Portugal (ya sólo de falta la Copa del Mundo), tuvo un año ‘discreto’ en comparación con los dos anteriores. En 2013 marcó 69 tantos para convertirse en el máximo artillero en el año natural y en la campaña 2014-2015, cuando protagonizó el mejor arranque liguero en la historia, acabó con un registro de 61 tantos, a razón de 1.13 goles por partido.

Se le critica, sobre todo, porque marcó la gran mayoría de sus goles a equipos de media tabla hacia abajo en España y bastante inferiores en la competición europea. Once de los 16 goles que marcó en Champions llegaron durante la fase de grupos y ante dos rivales; al Shakhtar ucraniano le endosó cinco y al Malmö sueco, seis. En fases de eliminación directa sólo pudo marcar dos veces ante la Roma y tres ante un Wolfsburgo que en ese momento atravesaba una crisis.

No logró hacer la diferencia en semifinales ante Manchester City ni en semifinales ante el Atlético de Madrid, más allá de ser el encargado de tirar el último penal en la tanda. Sin embargo, también hay que destacar que se perdió la ida frente al City por lesión y que los tres goles que marcó al conjunto alemán en cuartos de final resultaron decisivos para mantener al Madrid con vida en la competición pues dio la vuelta a un 2-0 adverso de la ida.