Champions League capítulo 9: Noches de visitantes

play
Dybala e Higuaín, los héroes de Juventus (0:50)

Así se vivió el gol de la Joya tras la impresionante asistencia del Pipita. (0:50)

Liverpool 0-0 Porto. Despedida.

El aplastamiento con que castigó el Liverpool al Porto en su estadio portugués convirtió el choque de Anfield en apenas un amistoso, donde el protagonista inesperado fue Iker Casillas, quien probablemente pudo disputar su último partido de la máxima competición continental.

El veterano guardameta español supo mantener su portería en cero y fue despedido con una tremenda y sentida ovación por parte de la hinchada del Liverpool, quedando en el ambiente la sensación de que Sergio Conceiçao, su entrenador, debería explicar la razón por la que le apartó de la titularidad que no tuvo más remedio que devolverle.

Quizá, solo quizá, si Casillas hubiera jugado en el partido de ida la eliminatoria se habría mantenido abierta…

PSG 1-2 Real Madrid. Récord.

El PSG convirtió los prolegómenos de su partido ante el Real Madrid en una suerte de invitación a la batalla… Y el campeón le respondió, en el campo, con una solvencia soberbia, convirtiendo la llamada a la remontada en una quimera del todo imposible.

El equipo de Zidane, desconocido en España, trasladó a Europa su particular ADN, dominó el juego a su antojo y no solo se clasificó con una comodidad indiscutible, sino que, más aún, ganó el partido y dejó señalado a un PSG en el que se adivina una crisis de grandes consecuencias.

Quedó marcado Unai Emery, sí, y se catapultó de forma proverbial Cristiano Ronaldo, que marcó por noveno partido consecutivo para igualar el récord de Van Nistelrooy.

Manchester City 1-2 Basel. Decepción.

El Manchester City, que había dejado solventada la eliminatoria en el partido de ida con una goleada incontestable, cedió su primera derrota como local después de 36 partidos invicto.

Fue una derrota sin historia, pero que mostró, a fin de cuentas, que el equipo de Guardiola mantiene cosas a mejorar cuando se acerca el momento cumbre de la temporada.

Gabriel Jesús marcó su primer gol después de 13 partidos sin ver puerta y lo que era una balsa de aceite desembocó en una decepción mayúscula, primero con el empate y ya en la segunda parte con el 1-2 del Basel que, sin tener ninguna consideración en la eliminatoria sí provocó ese impensable resultado.

El Manchester City sumaba 29 victorias y 7 empates en su estadio desde que el 3 de diciembre de 2016 fue batido por el Chelsea. Estará, como se sabía, en el sorteo de cuartos de final de la Champions… Pero lo hará después de una noche para olvidar.

Tottenham 1-2 Juventus. Remontada.

Semifinalista en 1962, el Tottenham abrazó una clasificación para cuartos que no disfrutaba desde 2011… Pero la Juventus, fiel a su historia, remó todo lo necesario y más para tomar al asalto el templo de Wembley y lograr una victoria épica.

Después del 2-2 con que se cerró el partido de ida en Turín, tras el penalti que le perdonó el árbitro a Vertonghen, al cabo del gol que se sospechaba definitivo de Son… Emergió la vieja y temida Juventus en el momento decisivo para conquistar una remontada que ni pudo imaginar el Tottenham.

La Premier League no logrará ya el pleno de sus cinco equipos colocados en los cuartos de final después de que el grupo de Pochettino sufriera ese golpe inesperado… Si no fuera por el rival que se lo asestó. La Juventus marcó dos goles en sus dos primeros remates a la portería de Lloris. Y conquistó el premio.