Resaltan fallas en protocolo de conmoción de UEFA, dice FIFPro

La UEFA dijo que es el Lyon el que debe explicar por qué el arquero permaneció en la cancha tras el choque. EFE

La lesión del portero del Lyon, Anthony Lopes, durante el juego de Champions League contra el Barcelona dejó ver fallas en la forma en que se manejan las conmociones con los jugadores profesionales de futbol, dijo la union global de jugadores FIFPro, el jueves.

Lopes se lesionó al lanzarse de cabeza hacia los pies de Philippe Coutinho, del Barcelona, en el minuto 22 del juego de vuelta de octavos de final, el miércoles.

Aunque de inicio parecía que iba a salir de la cancha, Lopes se quedó por otros 11 minutos antes de ser sustituido.

FIFPro dijo que el incidente "otra vez subraya fallas en el actual protocolo de conmoción del futbol profesional". Esas fallas "arriesgan y dañan seriamente la salud de los jugadores".

FIFPro busca un doctor independiente en los juegos para ayudar a decidir si un futbolista, con sospecha de conmoción, debe continuar, en lugar de dejarle esa decisión a los médicos del equipo como sucede en el presente.

Debe permitirse el ingreso a un sustituto temporal a la cancha y que ello le dé tiempo al staff médico de evaluar si existe una conmoción, dijo FIFPro.

"Estamos preocupados de que no sean adoptados en el futbol profesional, algunos procedimientos que se emplean con éxito en múltiples deportes", añadió.

El protocolo de la UEFA dice que el árbitro debe detener el juego por tres minutos para permitir que el jugador lesionados sea evaluado por el médico del equipo. El jugador sólo puede continuar con la "confirmación específica del doctor del equipo al árbitro" de que está en forma para hacerlo.

La UEFA confirmó que se ha seguido este procedimiento.

"El protocolo de conmoción fue respetado durante el juego, dado que el árbitro detuvo inmediatamente el partido después del incidente", dice el organismo en un comunicado.

"El médico no estaba bajo presión de tiempo por parte del árbitro y se le dio tiempo para hacer su evaluación médica. La pausa fue mucho más larga que los minutos que indica el protocolo".

La UEFA dijo que el médico de Lyon informó al árbitro su decisión de mantener al jugador en la cancha y que corresponde al club explicar la decisión de permitir que Lopes continuara.

Los lineamientos de FIFPro advierten sobre los peligros de seguir jugando con una conmoción.

"Una segunda conmoción puede llevar a una peligrosa inflamación del cerebro si el jugador no se ha recuperado completamente de la primera", dice el documento.

FIFPro también dice que la conmoción puede ocurrir con un golpe directo a la cabeza, como ocurrió en el caso de Lopes, quien se estrelló contra el piso en la colisión con Coutinho y se golpeó fuertemente el hombro sobre el terreno.