Messi sería baja para el juego contra el Huesca el sábado

El capitán culé terminó con una importante inflamación en el rostro. EFE

MANCHESTER -- Es probable que Lionel Messi no viaje de Barcelona a Huesca este fin de semana después de terminar con el rostro ensangrentado luego de chocar con el defensa del Manchester United, Chris Smalling, confirmaron fuentes a ESPN FC.

Smalling se incrustó en Messi para ganar el balón en el primer tiempo, mientras que el Barça ganó por 1-0 en Old Trafford, el miércoles, para tomar una pequeña ventaja de cara al partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions League, la próxima semana, en el Camp Nou.

Messi terminó el juego con moretones e hinchazón alrededor de nariz y mejillas y se someterá a pruebas en Barcelona el jueves para determinar la gravedad del golpe.

Las fuentes le dijeron al ESPN FC que el Barça tiene la esperanza de que no haya fracturas, pero que Valverde aprovechará el golpe para hacer descansar al delantero argentino contra Huesca el sábado. Los catalanes tienen una ventaja de 11 puntos como líderes de La Liga y pueden darse el lujo de jugar sin su máximo goleador.

En el peor de los casos, Messi tendrá que usar una máscara para el partido de vuelta contra el United, pero el diagnóstico inicial sugiere que no será necesario.

"Fue un gran golpe, Messi tiene una cicatriz y sangró mucho", dijo a los reporteros el mediocampista Sergio Busquets.

"Obviamente, era incómodo para él, pero puso cara de valiente y jugó lo mejor que pudo, como siempre lo hace".

Messi ayudó con el único gol del juego en el minuto 12. Cruzó el poste de poste de lejos y encontró al ex delantero del Liverpool, Luis Suárez, cuyo cabezazo fue convertido por Luke Shaw en su propia red.

El Barca no pudo aprovechar su ventaja y el United creció en el juego en la segunda mitad, pero terminó los 90 minutos sin registrar un disparo a portería.

"Tuvimos una excelente actuación defensiva, estamos en nuestra mejor forma defensiva de la temporada", dijo el central Gerard Pique a los reporteros. "El gol inicial nos relajó y sabíamos cómo hacer frente a la situación, el hecho de que no concediéramos nos ayuda mucho".

"Es muy difícil venir aquí, es una cancha histórica, hay una atmósfera sensacional y te ponen bajo mucha presión".

El Barça ha caído en la instancia de cuartos de final en cada una de las últimas tres temporadas, pero su victoria en Old Trafford, la primera fuera de casa en los octavos de final de la Liga de Campeones desde 2016, los deja en una buena posición para llegar a su primera semifinal desde que ganaron la competencia en 2015.

Están invictos en 30 partidos europeos en el Camp Nou de cara al juego de vuelta de la próxima semana, pero Piqué dice que el United no debería ser descartado después de la notable remontada ante el Paris Saint-Germain en octavos de final.

"Después de ver lo que hicieron contra el PSG, no hay ninguna razón para creer que haya terminado", agregó. "PSG era claramente favoritos entonces, jugó mucho mejor y vieron lo que pasó. Cualquier cosa puede pasar en el futbol, ​​así que tendremos que concentrarnos mucho".