La Premier reclama la corona

ESPN

Las clasificaciones del Liverpool y Tottenham a la final de la UEFA Champions League el próximo 1 de junio en Madrid, han puesto fin al dominio español en el máximo torneo de clubes en el mundo.

Desde que el campeonato cambió de nombre y formato en 1993, ninguna liga había sido capaz de repetir finalista. La española no sólo acabó con eso; también dominó el certamen por 5 años consecutivos. Desde el Real Madrid en Lisboa 2014, al Barcelona de Berlín en 2015 y luego el tricampeonato merengue que pasó por Milán, Cardiff y Kiev, no hubo nadie capaz de plantarle cara a los dos gigantes españoles.

En ese lustro y de 10 probables equipos que pudimos haber visto en las finales, sólo aparecieron 5; y 3 de ellos fueron españoles (Real Madrid, Barcelona y Atlético). Sólo Juventus y Liverpool se asomaron sin éxito en un torneo que habló claramente castellano.

Pero esta temporada empezó a contar otra historia. El Madrid perdió a Cristiano y con él casi toda su pegada. El caos del inicio de torneo fue insuperable y acabó eliminado a las primeras de cambio.

El propio Cristiano dio cuenta de un Atlético que tampoco pudo ser regular. Y luego al Barça le pasó lo que le sucedió el martes pasado. Otro tropiezo monumental, igual de ridículo que del año pasado en Roma, y España entregó la estafeta.

Y esa ha sido tomada por el futbol inglés. Por una Liga Premier que pese a poner casi todas sus canicas en el City y en Guardiola, encontró en el Liverpool dos años seguidos, en el Manchester United hace dos en la Europa League, en el Chelsea y ahora en el increíble Tottenham la oportunidad de seguir ganando.

El nivel de la liga inglesa y su altísima competencia nunca se pusieron en duda. Pero el torneo continental le había dado la espalda desde el título del Chelsea en 2012.

El boom de su futbol base reflejado con el 3º lugar en el Europeo Sub 19 en 2016, el título en 2017; y el 3º lugar en el Sub 21 más reciente que después se confirmaron con el rendimiento de la selección mayor en el último Mundial de Rusia, donde acabó 4º, empezaron a cambiar las cosas.

Además se tiene que destacar la influencia de técnicos extranjeros, muchos de ellos formados y/o provenientes de la liga española (Guardiola, Pochettino, Mourinho, Martínez o Benítez) que empezaron a evolucionar el estilo de su liga.

Hoy la Premier está de vuelta como protagonista en Europa. Dos equipos suyos volverán a jugar una final como la de 2008 entre Chelsea y Manchester United que será la séptima entre clubes de una misma liga y ocuparán el trono que ha cedido el futbol español.