Lucas Moura "vive en un sueño" tras hazaña en la Champions

play
Lucas Moura: 'Es el mejor día de mi carrera' (0:30)

El brasileño anotó un 'hat-trick' en la remontada del Tottenham ante el Ajax en la semifinal de la UEFA Champions League (0:30)

El atacante brasileño Lucas Moura "está viviendo un sueño" después de su hazaña en la última victoria del Tottenham sobre el Ajax que calificó a los Spurs a su primera final de Champions League, el miércoles.

El ex delantero del Paris Saint-Germain anotó un 'hat-trick' en la segunda mitad, incluido el gol para el triunfo en tiempo de compensación, para darle a su equipo una victoria por 3-2 que se reflejó en un global por 3-3, con la ventaja de la regla de los goles de visitante.

En una entrevista exclusiva con ESPN Brasil el jueves, Lucas dijo que nunca imaginó vivir ese momento en su carrera.

"Estoy viviendo un sueño. Es imposible explicar lo que siento ahora. Siempre soñé con esto, siempre creí que algún día jugaría una final de la Champions League", dijo Lucas. "Pero ni siquiera en mis mejores sueños podía imaginarme que sería de la manera en que sucedió".

"Tres goles, uno de ellos en los últimos segundos. Fue increíble. Sólo el futbol te puede dar eso. Éste es un día realmente especial, el más emotivo de mi carrera profesional. Estará, sin duda alguna, en mi corazón para siempre".

Con la ausencia del delantero estrella lesionado, Harry Kane, los hombres de Mauricio Pochettino superaron un déficit de 2-0 en la Johan Cruyff Arena para reservar una cita con el Liverpool, en la final del 1 de junio, en Madrid.

Cuando se le preguntó sobre el estado de ánimo en el vestidor durante el descanso, Lucas dijo que era una mezcla de frustración y coraje de seguir adelante.

"El vestidor se decepcionó después de la primera mitad porque, en mi opinión, estábamos haciendo un buen juego. Tuvimos algunas posibilidades que no pudimos convertirnos en goles. Luego, ellos hicieron dos y fue muy difícil para todos nosotros", dijo. "En el vestidor, algunos muchachos estaban alterados diciendo que no podíamos perdernos ese tipo de oportunidades. El propio Harry Kane trató de motivarnos".

"El técnico estuvo muy tranquilo, mantuvo la calma, fue al pizarrón e hizo los cambios, nos dijo cómo jugaríamos en la segunda mitad. Nos dijo que debíamos marcar, que si conseguíamos uno, estaríamos de regreso en el juego. Dijo que en este tipo de momentos, no hay muchas tácticas, tuvimos que mostrar nuestro corazón, luchar y que teníamos 45 minutos para dar el mejor juego de nuestras vidas.

"Eso fue lo que hicimos".

Las celebraciones por la histórica victoria se trasladaron desde el campo, al vestidor, al autobús del equipo y más allá.

"La celebración, la fiesta, el vestuario, lanzar agua al aire, Gatorade al aire... Hacer un desastre, bailar, música, todo el mundo realmente feliz, todo. La entrevista después del partido que nunca olvidaré. Nunca había hablado inglés así antes", dijo el ex estrella de Sao Paulo. "El viaje en el autobús de camino al aeropuerto, simplemente celebrando. Éste es un momento mágico y no sabemos cuándo lo volveremos a experimentar, así que tenemos que disfrutar al máximo porque realmente es difícil llegar a las semifinales y luego ir a la final.

"Es el mejor momento de mi carrera y de la mayoría de mis compañeros de equipo, así que tenemos que disfrutar al máximo. Cuando llegué a casa, abracé a mi esposa, es difícil llegar a casa y decir 'wow, solo un hace unas horas anoté tres goles y estamos en la final'. Parecía que estaba en una película, así que es realmente mágico. Futbol, sólo futbol y eso es lo que quiero. Es el deporte que amo y el que ha estado en mi sangre desde el día en que nací. Al poder experimentar lo que sucedió hoy, sólo puedo agradecer a Dios por todo".

Lucas no es ajeno a las finales cardiacas de la Liga de Campeones. Estaba en el terreno de juego cuando el Barcelona logró una victoria por 6-1 en el partido de ida para vencer a su entonces equipo, PSG, en la ronda de octavos de final de 2017, con el equipo blaugrana anotando dos veces después de los 90 minutos para avanzar gracias al global por 6-5. Y en la ronda anterior, los Spurs necesitaron una reversión del VAR de un gol de Raheem Sterling para eliminar el Manchester City.

"Futbol, ​​eh... Puedo hablar de eso porque conozco muy bien ambos sentimientos. En mi última temporada en el PSG, estuve en el partido que perdimos contra el Barcelona. Creo que ése fue el partido más doloroso de mi vida. Es realmente malo, realmente malo, estar en el bando perdedor. Es complicado", dijo.

"Jugando para los Spurs, gracias a Dios, he estado dos veces en el bando ganador. Contra el City, cuando Sterling anotó en el último minuto, estaba en la banca, ya me habían sustituido. Sólo podía mirar hacia abajo y llorar. Cuando miré hacia arriba, unos segundos más tarde, vi que el habían anulado el gol. Estaba fuera de lugar. El sentimiento cambió. Volvió a ser de felicidad, me emocioné. Un verdadero torbellino de emociones.

"Anotar el gol en el último minuto, puede sonar increíble, pero en realidad estaba creyendo en la victoria. Incluso después de perder por 2-0, creía que Dios haría un milagro, que podríamos obtener la victoria. Fue en el último segundo. Como dije, cosas que solo el futbol puede darte. Es por eso que el futbol es tan bueno, es como una caja llena de sorpresas, es realmente impredecible. Lloras en algunos juegos y eres realmente feliz en otros. Es parte del trato".