Dembélé se saltó un entrenamiento sin avisar al Barcelona

BARCELONA -- Ousmane Dembélé provocó molestia en el FCBarcelona después de ausentarse del entrenamiento del jueves sin avisar y tampoco entrenar este viernes, aduciendo una gastroenteritis que después de casi dos horas pudieron comprobar los médicos del club el jueves con el malestar evidente de no conocer ni su paradero ni, tampoco, las razones de su ausencia en la ciudad deportiva del club azulgrana.

Dembélé no se presentó al entrenamiento del jueves y, lo peor, no avisó a nadie del club. Según descubrió una información de RAC1, el futbolista francés no respondió a las llamadas y mensajes del club durante más de una hora y media, cuando por fin dio señales de vida, dando cuenta de que permanecía en cama por una fuerte gastroenteritis que fue tratada en su propio domicilio por un integrante de los servicios médicos.

El futbolista francés sí acudió este viernes a la ciudad deportiva del Barça, pero no tomó parte de la sesión preparatoria de la plantilla a las órdenes de Valverde y permaneció en el gimnasio, haciendo trabajo de recuperación. De esta manera, su convocatoria para el partido del domingo frente al Betis estaría ahora en duda, a la espera del entrenamiento del sábado, tras el cual se dará a conocer la relación de futbolistas citados por Valverde.

EN ESPERA
A la espera de conocer qué pasará con Dembélé, el entrenador azulgrana tiene ya claro que no podrá contar con Coutinho ante el Betis por la rotura del bíceps femoral que sufrió, sumándose su baja a las de Vermaelen y Samper.

El brasileño, al que se ha diagnosticado una baja de entre dos y tres semanas, podría estar en disposición de jugar el 24 de noviembre en el Metropolitano frente al Atlético de Madrid.

Antes, de cara a este domingo, hay que esperar aún el desenlace con las lesiones de Messi y Umtiti. Ambos podrían recibir el alta médica y estar en disposición de entrar en la convocatoria, lo cual, como en el caso de Dembélé, no se conocerá hasta el mismo sábado.