Jeison Murillo volvió a jugar pero se empieza a despedir de Barcelona

El colombiano Jeison Murillo jugó su tercer partido en Barcelona, debutó en la Liga de España y, aunque no pudo ayudar a su equipo a conseguir la victoria sobre Huesca, al menos sumó minutos en su primera y casi con seguridad única temporada en el club catalán.

Jeison sólo había jugado dos encuentros desde su llegada al equipo culé, ambos por Copa del Rey y allá por el mes de enero. Fue titular en la derrota 1-2 contra Levante y en la victoria 3-0 frente al mismo rival. Luego, se pasó los meses siguientes entre el banco de suplentes y las gradas.

Murillo llegó a Barcelona para sumar variantes en la zaga central, ante las lesiones de Samuel Umtiti y Thomas Vermaelen. Cuando se recuperó el francés, sus opciones desaparecieron y solo pudo jugar ante Huesca porque Valverde decidió darle descanso a la gran mayoría de los titulares de cara a la vuelta de cuartos de final de la Champions League.

Con tantas bajas, Barça se mostró como un equipo inofensivo y no le pudo ganar al último de la Liga. Murillo jugó los noventa minutos y tuvo una opción muy clara de gol con un cabezazo. Tocó la pelota 110 veces, con un porcentaje de efectividad del 97 por ciento. Fue una buena actuación del colombiano, pero no es suficiente para ganarse un lugar la próxima temporada.

En Barcelona nadie duda que el central dejará al club al final del curso, en el que podría irse con el triplete. No es una mala cosecha para seis meses.