Barcelona entra en la recta final de La Liga

play
Barcelona vence a la Real Sociedad (0:53)

El conjunto blaugrana ganó por 2-1 y está muy cerca del campeonato. (0:53)

BARCELONA -- El Barcelona ya otea el título de Liga y disputará este martes en Vitoria, frente a un Alavés que suma cinco jornadas sin conocer el triunfo, un partido que puede ser la antesala de la celebración, suponiendo que a su triunfo se sume, un día después, una victoria del Valencia frente al Atlético en Madrid.

Después de un fin de semana en que Juventus y PSG concretaron sus títulos en Italia y Francia, respectivamente, el Barça está llamado a convertirse en el tercer campeón de las cinco grandes Ligas, entendiéndose que tanto en Inglaterra como en Alemania el pulso entre Manchester City y Liverpool por un lado y Bayern Múnich y Borussia Dortmund por el otro se mantendrá hasta el final de sus torneos.

Invicto en el campeonato español desde noviembre y habiendo ganado 16 de los últimos 21 partidos de Liga, el líder enlazó dos empates consecutivos en sus visitas a Villarreal (4-4) y Huesca (0-0), más centrado como estaba en la eliminatoria de Champions frente al Manchester United y que provocaron que Valverde agitase su once inicial, una situación que podría repetirse, aunque en menor número, en el campo del Alavés, por más que el entrenador azulgrana ya avisara tras la victoria sobre la Real Sociedad su deseo de solventar “cuanto antes” el torneo.

De esta manera se entiende que los cambios, conocida una convocatoria en la que solamente faltó Rakitic, serán menores y que aunque Valverde adelantó este lunes que “habrá cambios” en la alineación, se sospecha un equipo inicial con la presencia de Messi, Piqué y Busquets. De hecho, la ausencia, una semana más, de Boateng invita a pensar en que Luis Suárez tampoco se perderá el partido, señal de las intenciones del vestuario azulgrana.

Aunque al Barça le basta con sumar los próximos seis puntos para proclamarse campeón de forma matemática, enlazándolo con el de la pasada campaña y sumando el octavo de los últimos once años, la conquista podría celebrarla sin necesidad de jugar ante el Levante el sábado, siempre que gane este martes en Vitoria y el Atlético perdiera ante el Valencia el miércoles… O tropezase el sábado, horas antes del partido del Camp Nou, frente al Valladolid.