Familia evitaría la construcción del nuevo estadio del Chelsea

LONDRES - El Chelsea planea pronto iniciar el proyecto de expansión del estadio Stamford Bridge, sim embargo, una familia, podría retrasar e incluso impedir las obras evaluadas en más de mil millones de libras.

De acuerdo con la BBC Sports, los Crosthwaites pidieron retrasar el inicio de las obras. Ellos alegan que el nuevo estadio perjudicará al bloquear cualquier tipo de incidencia solar que llegue a la casa.

La familia, que vive en el lugar desde hace 50 años, metió una petición en mayo del año pasado alegando el mismo problema, ya que con la nueva capacidad del estadio, 60 mil espectadores, impedirá la llegada de luz del sol en la residencia.

Hace un año, el permiso de planificación del nuevo estadio fue firmado por el alcalde de Londres, pero el Chelsea pidió al consejo local para intervenir y sacar provecho de las leyes de planificación para cerrar el embargo.

El club comunicó al consejo local que las obras no podrán proseguir si el riesgo de embargo continúa y perjudica el desarrollo del proyecto.

En respuesta, el consejo respondió que no podrá actuar para ayudar al Chelsea si "las obras no siguen como lo propuesto".

El Chelsea ya había acordado con otras familias del lugar un acuerdo de compensación financiera, pero no llegó a uno con los Crosthwaites. La oferta llegó a 50 mil libras, pero la familia rechazó, alegando tener "el derecho de tener iluminación en su casa".

Incluso con la indefinición junto al club, los Crosthwaites no pretenden impedir la construcción del estadio. Sin embargo, la familia seguirá hasta el final en la disputa judicial, y dependiendo de lo que ocurra, puede resultar en la cancelación de las obras.