A falta de anuncio oficial, Chelsea termina relación con Conte

El Chelsea despidió a Antonio Conte luego de llegar a un acuerdo de compensación por el último año de su contrato, según informaron fuentes a ESPN FC.

Conte, que se rehusaba a salir del Chelsea a menos que el último año de su contrato se le pagara en su totalidad, había estado esperando desde mayo para resolver su futuro después de ganar la FA Cup, pero la dificultad que representó fichar al ex entrenador del Napoli Maurizio Sarri como su reemplazo retrasó el proceso.

Se espera que el Chelsea anuncie en las próximas horas la llegada de Sarri con un contrato de dos años - junto con el fichaje del centrocampista internacional italiano Jorginho por 65 millones millones de euros - luego de convencer al presidente del Nápoles, Aurelio De Laurentiis, de liberar de su contrato al entrenador de 59 años.

Eden Hazard y Thibaut Courtois han dicho públicamente que estaban esperando conocer con claridad los planes del nuevo proyecto de Chelsea antes de decidir si firmarían nuevos contratos de cara a una temporada sin Champions League después de terminar en quinto lugar en la Premier League.

Conte llevó al Chelsea al título de la Premier League en su primera temporada en Inglaterra en 2016-17 y siguieron los éxitos con el título de la FA Cup este año, pero su relación con la directiva se desgastó mucho tras sus reiteradas quejas públicas y privadas sobre la política de transferencias.

También tuvo problemas con jugadores de alto nivel como Diego Costa y David Luiz, mientras que otros elementos comenzaron a cansarse de sus métodos. Tras la victoria del Chelsea en la FA Cup, Willian borró a Conte en una fotografía del equipo publicada en Instagram celebrando el título.

Chelsea esperaba que otro club intentara fichar a Conte luego de que el italiano no estaba dispuesto a renunciar, pero el nombramiento de Thomas Tuchel en Paris Saint-Germain y la elección de Julen Lopetegui por parte del Real Madrid eliminaron esa posibilidad.

Antes de unirse al Chelsea, Conte solo había entrenado en su país, llevando a la Juventus a tres títulos consecutivos de la Serie A desde 2012-14 antes de hacerse cargo de la selección de Italia en la Eurocopa 2016.