Sequía de Mauro Icardi y Lautaro Martínez afecta al Inter de Milán

Las cosas debían haber sido diferentes para el Inter de Milán en este principio de año. Cuando mejor jugaba el equipo, cuando más sólido se mostraba en la Serie A, y tras haber superado el palo de no clasificar a la siguiente ronda de la Champions League, llegó el parón invernal y el frío secó las aspiraciones de un equipo armado el verano pasado para pelear de tú a tú por el título con la Juventus.

El cambio más drástico le ha tocado a Mauro Icardi. Desde la vuelta de navidades, el capitán y killer del equipo sólo ha anotado dos goles, ambos de penalti, ambos en la Coppa --de la cual fueron eliminados por la Lazio en la tanda de penaltis de los cuartos de final.

El argentino ha visto un serio frenazo en su desempeño goleador del comienzo del campeonato, pues hasta diciembre había marcado 9 goles en la Serie A. Además, demostró en la Champions ser el verdadero líder del equipo, anotando cuatro goles en los seis partidos que disputó el equipo, algunos tan importantes como el que dio la victoria a los neroazurri en el primer partido del torneo en el tiempo de descuento ante el Tottenham.

Pero desde que empezó el nuevo año, Icardi ha bajado dramáticamente sus prestaciones, y a causa de ello se ha caído el resto del equipo. La última victoria del cuadro interista en liga se remonta al 29 de diciembre, cuando el equipo batió al Empoli 0-1. En 2019, el Inter suma derrotas ante el Torino y el Bologna, y un empate ante el Sassuolo.

Estos choques contra equipos a priori inferiores han hecho que sus rivales, Lazio y AC Milan, se acerquen peligrosamente en la clasificación, por lo que ahora los interistas están más preocupados de mirar hacia abajo que hacia arriba --el Napoli ya queda a 11 puntos, y con la Juventus ya nadie se compara.

Pero es que este año el equipo no sólo no ha sido capaz de ganar en liga; tampoco han podido marcar. Un equipo con Icardi, Lautaro Martínez, Ivan Perisic, Matteo Politano y Keita Baldé en ataque no ha podido marcar un solo gol en tres partidos, por lo que la situación se ha vuelto bastante preocupante para el técnico Luciano Spalletti.

Si los números de Icardi son pobres, los de la gran esperanza joven del equipo son acaso peores. Lautaro Martínez sólo ha marcado tres goles en lo que llevamos de campaña y, aunque es cierto que ha contado con muchos menos minutos que su compatriota, últimamente ha ido entrando en el equipo dada la falta de gol, pero no ha sido el revulsivo necesario.

El ex de Racing fue titular junto a Icardi ante el Bologna y disputó los 90 minutos, pero no fue capaz de hacer nada para evitar la derrota. Ante Sassuolo y Torino entró en la segunda parte, pero tampoco fue la pieza que faltaba. Sólo en la Coppa, en los octavos de final ante el frágil Benevento, logró marcar Lautaro (un doblete, además) en la abultada victoria por 6-2 para abrir el 2019.

El equipo, sin embargo, se dejó todos los goles en aquel encuentro, pues desde entonces sólo han marcado otro tanto --Icardi, en la prórroga y de penalti, en cuartos de final de la Coppa--, por lo que se necesitan soluciones inmediatas si el equipo no quiere ver peligrar su clasificación a la próxima Champions League.

Este fin de semana, el Inter visita en el Ennio Tardini al Parma, un equipo que viene de robar sólo el tercer empate del campeonato a Juventus, por lo que el otrora conjunto de la Parmalat llegarán pletórico de ilusiones, con ganas de repetir la gesta ante el otro grande italiano.

Está siendo un invierno duro en Milán y Spalletti está preocupado. Por tanto, más vale que Icardi y Lautaro entren en calor rápidamente, si los neroazzurri no quieren tirar la temporada por la borda antes de que llegue la primavera.