"Codesal no cumplió sus promesas": Ramos Rizo

Llegó el seis de noviembre de 2014 y justo dos años después dijo adiós; Edgardo Codesal renunció a su cargo en la Comisión de Árbitros y lo hizo tras la inconformidad casi unánime de los silbantes de Liga MX, molestos por una gestión que ellos mismos promovieron.

"La presión de los árbitros fue bastante fuerte y ya no le quedaba otra, ya la relación entre árbitros y el jefe del área técnica estaba rota desde hace mucho tiempo y ayer precisamente los árbitros solicitaron su destitución, así que creo que ya no le quedaba otra más que presentar su renuncia", aseguró al respecto Felipe Ramos Rizo, afamado ex silbante mexicano.

Para el ahora comentarista dicho movimiento se justifica por sí mismo, aún más tratándose de un directivo que dio la espalda al gremio que confió en él hace dos años a través del liderazgo de Francisco Chacón, Roberto García Orozco y José Luis Camargo, mismos que recién pidieron su 'cabeza'.

"Ellos mismos se dieron cuenta de la situación que se estaba viviendo dentro de la Comisión, se descuidó toda la parte técnica y en lugar de apoyarlos a ellos estaba cuidando su trabajo apoyando a los equipos para que se quitaran sanciones, para que no sancionaran a determinado técnico, hubo un descuido total y una de las cuestiones que prometió cuando llegó fue apoyar al 100% al arbitraje y no lo cumplió", añadió el mundialista en la Copa del Mundo de 2002.

Para Ramos Rizo hay cuando menos tres razones que abrieron paso al descontento del grupo que recién realizó sus pruebas físicas: Descuidar el trabajo diario, priorizar el bienestar de los clubes de la Liga y formar un equipo de trabajo de calidad menor a lo esperado en un comienzo.

"A mí me parece que se la ganó a pulso, porque dejó de trabajar, se empezó a ocupar de otras cosas que no eran de beneficio para el arbitraje y descuidó el área técnica junto a la gente que él llevó y desafortunadamente se le vino abajo toda la situación y termina con su renuncia", concluyó el de 53 años.

LOS 'PECADOS' DE CODESAL

De 2014 a la fecha nunca hubo una línea de arbitraje delineada, así lo consideró Felipe Ramos Rizo, quien también tachó al ahora ex directivo de permitir un auge de violencia sobre el terreno de juego, como ocurrió recientemente entre Diego Novaretti e Hirving Lozano.

"Se preocupaba más por no tener problemas con los directivos que porque los árbitros dirigieran bien, los árbitros hacían lo que les decían y creo que fue muy notorio en los dos últimos años, no hubo una línea de trabajo para aplicar las reglas en el terreno de juego.

"Ahora estamos viendo cualquier cantidad de insultos, de faltas de respeto a la autoridad, quitan sanciones, la cédula es pisoteada y todo eso es por el descuido que hubo en la parte técnica", declaró el nacido en 1963 en la Ciudad de México.