¿Qué pasa cuando la afición pide el cese de un técnico?

play
Afición pide salida de La Volpe (1:13)

Los seguidores azulcremas opinan después del empate ante Puebla (1:13)

MÉXICO -- ¿Cuántas ocasiones hemos escuchado, quizá el clamor más despiadado, a los aficionados pidiendo el cese de un técnico en un estadio de futbol, como aquellos “¡Fuera Tena!”, “¡Fuera Romano!”, o “fuera” el técnico que sea, el que esté en turno y esté pasando penurias al mando de su escuadra?

“La gente tiene derecho a exigir, para eso paga su boleto”, ha sido el sentir de un timonel como Luis Fernando Tena, un veterano en la dirección técnica.

El ‘Flaco’ ha pasado por situaciones de verdadero apremio al mando de equipos como Cruz Azul y León. Fue por todos conocido que durante su paso por la Máquina Celeste, como por los del Bajío, la afición de uno y otro equipo pidió su cabeza por los malos resultados, promoviendo en redes sociales el hasthag #FueraTena.

Le ha pasado igual a otros entrenadores, tales como Sergio Bueno, Pablo Marini, Víctor Manuel Vucetich, Sergio Bueno y el propio Enrique Meza al mando del Cruz Azul, entre muchos otros.

La lista es interminable, ninguno se ha salvado de estar en boca de enardecidos aficionados que reclaman buenos resultados por el boleto que pagan para ver ganar a su equipo.

Óscar Pérez, experimentado cancerbero de los Tuzos del Pachuca, recuerda que le tocó vivir esta experiencia en Cruz Azul, justamente con Enrique Meza y Luis Fernando Tena.

“Allá esto se da mucho cuando el equipo no anda bien. Obviamente hay escuadras que tienen todos los reflectores encima y con uno o dos partidos que pierda, pues la presión se hace fuerte”.

Sin embargo, el ‘Conejo’ mostró su rechazo a que los seguidores de un equipo pidan sin más ni más la destitución de un entrenador.

“Es injusto que griten así, porque nadie juega para perder y al final los que actuamos somos los jugadores. Eso hace que uno se sienta con el compromiso de hacer mejor las cosas y generar que esos gritos ya no vuelvan”.

EL TÉCNICO LO JUSTIFICA

Ricardo La Volpe ha tenido que tragarse el ‘odio’ de la hinchada americanista, que tras ver a un equipo inoperante ante el Puebla, que logró el empate sin goles del Azteca, pidió su destitución.

Ante la efervescencia de los seguidores azulcremas exigiendo su salida, Ricardo La Volpe pidió comprensión, aunque aceptó que, “es normal que se quejen, pues quieren ver a su equipo ganador”.

Sin embargo, al presidente deportivo del cuadro azulcrema, Ricardo Peláez, no le hizo mucha mella el “¡Fuera La Volpe!” del pasado sábado.

El Clásico ante las Chivas está cerca y el ‘Bigotón’ presume con las Águilas tres derrotas, dos triunfos y un empate para ocupar la posición 12 de la tabla. Aun así, Peláez fue tajante al señalar que, “no está en mis planes que La Volpe se vaya, ni quiero que se vaya en este momento. Tiene contrato hasta junio y ya después platicaremos a ver qué pasa”.

LES GANA LA PRESIÓN

Peláez actúa con cabeza fría en tiempos revueltos para los de Coapa, aunque hay directivos que no resaltan, precisamente, por mantener la calma en una Liga en la que no hay paciencia para los entrenadores.

Uno de los ceses más rápidos del que se tenga memoria en el futbol mexicano, es el de Eduardo de la Torre en Monarcas Morelia. El hoy directivo de la Máquina Celeste, fue despedido luego de cinco partidos del Clausura 2014.

La gente pedía su cabeza y el alto mando purépecha no tuvo misericordia. El ‘Yayo’ sumó únicamente cinco puntos de 15 disputados, además de no poder superar la fase de clasificación de la Copa Libertadores de ese año.

A la postre, Monarcas se fue a la deriva y hoy en día está pagando los ‘pecados’ de sus dirigentes, pues mantiene una cruenta lucha por no descender.

LA SABIDURÍA DE UNA DIRIGENCIA

Andrés Fassi, quien integra una de las directivas más serias de la Liga MX, cuya filosofía es dar continuidad a sus técnicos, explicó: “Nosotros tomamos todas las decisiones por convicción y a pesar de que la gente pueda o no, tener la visión que tenemos nosotros. Nuestra determinación de sacar a un entrenador no tiene nada que ver con lo que a veces pueda manifestar la gente”.

“Tratamos, definitivamente, que no influya la aceptación o no, de los aficionados en las decisiones que tomamos. Nos han pasado casos como el del ‘Profe’ (Enrique) Meza, al que la gente le gritaba: ‘¡Fuera Meza, fuera Meza!’, porque en siete partidos no ganamos ninguno: perdimos seis y empatamos uno; de 21 puntos solo rescatamos uno”.

“Sin embargo aguantamos al técnico porque veíamos realmente una estructura de trabajo extraordinaria, un vínculo extraordinario en su mensaje, una gran relación del cuerpo técnico con el grupo y finalmente fue el comienzo donde el ‘Profe’ le dio cinco títulos a Pachuca y fue un ciclo totalmente exitoso”.

¿COMO LA MAREA?

Por otra parte, los seguidores de un equipo muchas veces manifiestan un punto de vista con el ‘hígado’, es decir: reaccionan según el momento, pues así como piden y apoyan la llegada de un timonel, igual quieren ‘correrlo’ cuando se viene una racha mala.

Le pasó a Tomás Boy y a Sergio Bueno, su antecesor en el Cruz Azul. Los ‘cruzazulinos’ pedían al ‘Jefe’ por su carácter, y cuando al cabo de un año no vieron los resultados esperados, ya que con Boy en el banquillo, presionaron para que se fuera.

Bueno, por su lado, nunca fue aceptado por los seguidores celestes, ya que no consideraban que estuviera a la altura de su equipo.

De este modo se ganó el repudio de la afición cementera, y se armó sobre de él, una verdadera persecución en el estadio y en redes sociales.

Llegó su despido y se fue dejando a los cementeros en el décimo sexto lugar de la general, tras seis reveses en 10 juegos de Liga.