Varios detenidos en C.U. por el fuerte operativo de seguridad

MÉXICO -- Franeleros y aficionados de Pumas fueron 'víctimas' del fuerte dispositivo que puso la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México con aproximadamente cinco mil elementos alrededor del Estadio Olímpico Universitario.

Cada camión con seguidores de los felinos era revisado minuciosamente por policías. Uno de venía acompañado de juegos pirotécnicos y al llegar al punto donde se encontraban los cuerpos de seguridad fue detenido, a pesar de que los seguidores de Pumas intentaron llega a un "acuerdo" para que no se lo llevaran, el aficionado fue subido a una patrulla para remitirlo al juez cívico.

Otros que no corrieron con la suerte de cada 15 días fueron los franeleros, pues todo aquel que cobraba por dar lugares para los automóviles, fueron detenidos, pues según uno de los policías hay un "periodicazo" que dicen que no hacen nada.

El precio de estacionamiento en el Estadio Olímpico Universitario es de 70 pesos, pero en los lugares externos el precio llega hasta los 200, una hora antes del enfrentamiento entre Pumas y América se contaron cuatro los franeleros que fueron remitidos.