Méndez sentencia que todo tiene un límite, en referencia a malas rachas de Cruz Azul

En Cruz Azul no quieren escuchar más de rachas negativas. Ni de las que tienen sin título de Liga o el tiempo sin pasar a Liguilla y mucho menos, los partidos que suman sin vencer al América. Édgar Méndez cree que “todo tiene un límite” y en esta temporada creen cambiar esa dinámica.

“Si algo ha identificado a Cruz Azul son las cosas malas que ha vivido, en el sentido que lleva seis torneos sin calificar, 20 años sin ganar nada y todo tiene un límite, estamos aquí para cambiar la dinámica, para vivir cosas nuevas. Lo que vivimos ahora es muy bonito y sobre estas cosas (malas rachas) casi no se hablan, solo pensamos en lo positivo”, destacó el español en conferencia de prensa.

Actualmente, La Máquina arrastra cinco juegos sin vencer a sus rivales capitalinos, “pero es un año nuevo, es una situación completamente diferente y la tabla lo refleja”, destacó el atacante proveniente del Alavés, quien sentencia que “este año será muy favorable para nosotros”.

Méndez vivirá su primer Clásico Joven este sábado en el Azul y no necesita más tiempo para percibir lo que está en juego. Entiende que para la afición es un partido imperdible, además de que en caso de ganarlo, sería un golpe de autoridad.

“Estamos a cuatro puntos de ellos y si ganamos, la afición nos lo va a agradecer porque tenemos que darles ese gusto a ellos y sí sería un buen golpe (de autoridad)”, añadió.

En un partido de esta magnitud, la victoria es lo único que vale para un Cruz Azul que desea mantenerse en zona de Liguilla y que entiende que serviría para impulsar al equipo en la recta final de la campaña regular.

“Todos los clásicos vale ganarlos como sea. Es verdad que nos gustaría jugando bien, pero los Clásicos están para ganarse como sea. “Durante el año lo hemos demostrado, está claro que ganarle a un rival muy directo dice mucho y ahora hay que demostrar que estamos en un momento muy dulce”, resaltó.

Con menos de medio año en México, Méndez cree que los rivales cada vez lo conocen más y lo nota en las marcas que tiene en cada partido, por lo que su reto pasa por mantener el mismo nivel con el que sorprendió a algunos rivales al comienzo de la campaña.

“Cada vez me conocen más. Al principio no me conocían tanto, pero ahora me ven y me estudian un poco más y ahora el reto hay que seguirlo haciendo”, indicó.