Liga MX se contradice en medida de Rayados para el Clásico Regio

MONTERREY -- La directiva del Club de Futbol Monterrey se amparó en el reglamento de la Liga MX para tomar la decisión de impedir a los aficionados de Tigres de ingresar con el jersey o prendas alusivas a su equipo, sin embargo la misma Liga MX se pronunció en contra de la medida de la institución regiomontana.

El pasado 8 de junio al anunciar la venta de abonos para el ciclo 2017-2018 en el Estadio BBVA Bancomer, el Club de Futbol Monterrey informó que algunos duelos serían catalogados ‘de alto riesgo’ como lo indica el reglamento de Seguridad Para Partidos Oficiales.

Con un comunicado en redes sociales colgado el 2 de noviembre, 16 días antes del duelo entre Rayados y Tigres de la jornada 17 del Apertura 2017, la directiva del equipo albiazul informó que al ser catalogado el clásico regio como un partido de ‘alto riesgo’ los aficionados no podrán ingresar al BBVA Bancomer con el jersey del equipo o prendas alusivas al conjunto visitante.

“La FMF en coordinación con los Clubes elaborará un castigo de clasificación de partidos de alto riesgo, de conformidad con el nivel de asistencia esperando y características propias y específicas del encuentro con el propósito de que los dispositivos de protección civil y seguridad sean aplicados proporcionalmente al nivel de riesgo en cada encuentro”, se aprecia en el artículo 25 del capítulo VII del reglamento de Seguridad Para Partidos Oficiales.

Sin embargo la Liga MX emitió un comunicado la noche de este lunes 13 de noviembre, en el que se muestra en contra de la determinación de Rayados.

“Los incidentes que se han suscitado en algunos encuentros no deben ser causa de exclusión o separación, sino oportunidades para crear campañas de sensibilización entre los aficionados para erradicar la violencia y promover la sana convivencia”, se aprecia en el mensaje.

La directiva del Monterrey ha evitado hablar sobre el tema, pero su intención es mantener las medidas de seguridad a pesar de las críticas que han ocasionado entre aficionados y medios nacionales.