Será la final de los millones... y no solo en nóminas

Imago7

MONTERREY -- La final del Apertura 2017 entre Rayados y Tigres tendrá frente a frente a las dos nominas más caras de la Liga Mx, pero este no es el único tema ligado al dinero en el duelo regiomontano.

El costo de poder abrir la señal para los regiomontanos asciende a un valor de dos millones de dólares, ya que por contrato la cadena dueña de los derechos de televisión de ambos equipos la señal de los partidos de los equipos regiomontanos como locales se restringe en los 51 municipios del estado de Nuevo León.

Ante esto, y sin la oportunidad de ver los partidos de ida y vuelta en la Macroplaza, que no recibirá a aficionados por motivos de seguridad, se espera una gran afluencia de aficionados en bares y restaurantes. Tan solo como ejemplo, en el partido de cuartos de final del Clausura 2017 se reportó una ganancia de 100 millones de pesos de acuerdo a cifras ofrecidas por la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados.

Los aficionados que cuentan con abono también deberán pagar un incremento en sus entradas que supera el 75 por ciento en ambos partidos con respecto al precio de la fase anterior, es importante mencionar que los abonados solo tienen derecho a entrar en los partidos de la campaña regular y en Liguilla solo cuentan con el beneficio de tener preferencia a la hora de la venta de boletos.

Debido al sistema de abonos, la reventa es menor en la Sultana del Norte y en grupos de Facebook se ofrecen boletos que van desde los 4 mil hasta los 10 mil pesos para el juego de ida, mientras que los precios para el juego decisivo dependerá de lo que ocurra la noche del jueves en el Estadio Universitario.