La moda estadunidense que no se ha aprovechado en México

El Toyota Park, estadio del equipo de la MLS, Chicago Fire. Getty

Las arenas y estadios de las distintas ligas estadunidenses han sido utilizadas como una opción más de monetización para cada equipo, cosa que poco a poco se ha ido arraigando en el mundo y que aún no toma fuerza en México.

El último equipo en tierras aztecas que tomó esta medida fue Chivas, esto al renombrar su recinto como Estadio Akron. De los 18 clubes que conforman la Liga MX, solamente cinco lo han aplicado: Xolos de Tijuana, Guadalajara, Necaxa, Monterrey y Santos; es decir, el 72% de las escuadras tiene otros nombres distintos a una marca.

Por su parte, en la Major League Soccer se vive un contraste, pues de las 22 escuadras que conforman esta liga, cuatro son las que no tienen una marca patrocinando sus estadios: New York City FC (Yankee Stadium), Orlando City (Orlando City Stadium) y D.C. United (Robert F. Kennedy Memorial Stadium).

ESTADIO AKRON

Tras ser llamado Omnilife (Jorge Vergara es el propietario) durante su inicio, el coloso en Zapopan, Jalisco, ahora será patrocinado por una marca mexicana especialista en lubricantes y especialidades automotrices.

ESTADIO VICTORIA

Una compañía cervecera tiene un producto llamado como el recinto y desde el 2003, que se inauguró, se ha llamado de esa manera. El inmueble de Aguascalientes tiene capacidad para casi 24 mil personas.

ESTADIO CALIENTE

Jorge Alberto Hank Rhon es propietario de la casa de apuestas y del club. En los próximos meses se realizará una ampliación que incluirán palcos de lujo que ahora tiene capacidad para 27 mil 333 aficionados.

ESTADIO BBVA

Como el coloso más nuevo de todos los de la Liga MX ubicado en Guadalupe, Nuevo León, fue abierto en el 2015 y puede albergar a más de 50 mil asistentes. El mismo banco que los patrocina es el de la Liga MX.

ESTADIO CORONA

Ubicado en Torreón, Coahuila, este recinto está dentro del Territorio Santos Modelo, propiedad de una empresa cervecera que hasta hace unos años era mexicana. Fue abierto en 2009 y puede albergar a más de 29 mil personas.