Jugadores prestados de Tigres compiten por su regreso al club en Clausura

MÉXICO -- Para jugar en Tigres, campeón de la Liga MX, no solo es ser necesario ser adquirido por el club norteño, estos elementos, en ocasiones, deben mostrarse en otro equipo antes de ser dirigidos por Ricardo Ferretti.

Los Tigres se han convertido en el Robin Hood del futbol mexicano ya que su poder adquisitivo no solamente lo dejan en sus filas, pues también se dedican a prestar elementos a instituciones con problemas por no descender.

Lobos BUAP arrancará su segundo torneo en el máximo circuito con Luis Advíncula, quien disputó 15 partidos como titular. Otro jugador es Julián Quiñones, quien si logra mantener el ritmo goleador tras los nueve tantos del último semestre es candidato para volver a los auriazules siempre y cuando logre madurar tras diferentes actos de indisciplina que juegan en contra.

Otra escuadra que tiene jugadores de los felinos entre sus filas es el Veracruz, con José Rivas y Manuel Viniegra. Ambos salieron hace seis meses tras recibir pocos minutos en Tigres, pero con los Tiburones Rojos tampoco lograron ser titulares indiscutibles, Rivas solo jugó siete partidos de inicio y Viniegra apenas vio acción cuatro minutos.

Enrique Palos estará en la Liga de Ascenso MX tras vivir a la sombra de Nahuel Guzmán, lo que será su primera prueba fuera de Tigres después de una década en la institución, mientras que los colombianos William Palacios y Carlos Ibargüen estarán en el Independiente de Santa Fe.

Los jugadores recientemente adquiridos por la institución como Arley Rodríguez y Alan Santos no llegarán al equipo ya que antes pasarán por otra institución.

Es importante mencionar que para jugar en Tigres no solamente deben mostrar un buen nivel, ya que también dependen de sí la posición queda vacante por lesión o alguna baja, situación que vivió el colombiano Francisco Meza quien llegó a la institución para relevar al capitán Juninho, quien pondrá fin a su carrera en el Apertura 2018.